Hip-Hop queer:: Pic up the mic

El artista Johnny Dangerous

Debo reconocer un problema personal con el mundo del arte urbano/callejero. Las pintadas y, sobre todo, el hip-hop se relacionan generalmente con una filosofía que incluye elementos que no me convencen. Sobre todo dos: el protagonismo del poder sobre los demás (la ley del más fuerte o del más ostentoso) y la intolerancia hacia la homosexualidad. Son dos, pero están claramente relacionados. Si eres el más machote del barrio, hay ciertos temas con los que no se puede jugar, ¿no? Esto es generalizar bastante y soy muy consciente de que existen hip-hoperos y aún más artistas urbanos que no tienen nada que ver con esto, pero eso no anula que éste sea su origen y que siga estando excesivamente extendido.

Por eso me ha parecido interesante la idea del documental Pic up the mic (Pilla el micro) de Alex Hinton, centrado en las estrellas del hip-hop que son gays y han conseguido desarmariarse. Cito su página:

A los raperos se les presupone el odio hacia los gays. El hip-hop mismo ha sido sinónimo de homofobia y misoginia desde sus inicios. A finales de los ochenta, N.W.A rapeaban sobre los policías “maricas” y las indeseables prostitutas “bolleras”. […] El rapero 50 Cent explica la relación entre la orientación sexual y la credibilidad dentro del hip-hop: “Hay algunos estándares sobre lo que no se puede hacer. Ser gay no es legal -no cuadra con los fundamentos de la música”.

Pic up the mic da la palabra a quienes se rebelan contra esta filosofía. Curiosa y significativamente, Hinton reconoce que gran parte de la resistencia que encontró al rodar la película le vino del colectivo gay puesto que todo el interés se quería poner en gays que fueran hombres y blancos:

Estoy completamente cansado de escuchar sólo historias de hombres gays. Las historias de los bisexuales, transexuales y de las mujeres se dejan siempre de lado. La comunidad gay tiene una clara tendencia a compartimentalizarlo todo. Yo quería asegurarme de que la película incluía tantos puntos de vista diferentes como fuera posible.

Una buena noticia la de esta película que probablemente nunca se distribuya más allá de los EEUU. Habrá que confiar en otros medios para difundirla e ir acabando con ciertas taras de la que se supone que es una de las músicas populares más características del siglo XXI.

Aquí puedes ver una entrevista al director y a algunos de los artistas que aparecen en la película, con un saco de pitiditos para que no se escuchen las palabras mal sonantes… (¡¿Cómo le pueden parecer a alguien mal sonantes si hasta riman 😉 ?!).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS - Twitter - Researchgate - Email subscription

4 Comments

  1. Como os gusta generalizar.
    Porque 50Cent diga que ser gay no es legal, toda la cultura Hiphop es homófoba.
    Vamos no me jodas, lo que hay que leer.
    Viva la libertad de sexualidad
    y viva el HH.

    HAMOR SE ESCRIBE CON H.

  2. hola clara. yo mismo había advertido en la entrada que era generalizar, pero no es una generalización sólo nuestra, sino también de los artistas que aparecen en la película a la que nos referimos (que son hiphoperos y no cumplen la norma). en este caso, generalizar va más por mostrar lo que es la norma general. por supuesto que hay excepciones (¡cuantas más en este caso, mejor!). a mí lo que me gustaría es que al final terminara siendo la excepción la pose a la que nos referimos y lo normal la tolerancia, pero ya veremos…

    por cierto, que el tema del machismo no es particular del hiphop, pero le ha tocado la china por ser tan representativo, tan popular y el protagonista del documental!

    un saludo,

Deja un comentario