El cierre de Esta es una plaza

Imagen de la plaza antes del proyecto Esta es una plaza

Debo empezar esta entrada diciendo que creo que cada vez hay más maridajes extraños entre el arte urbano y las instituciones. Es un tema que ya hemos discutido por aquí en alguna otra ocasión y que me temo que nos seguirá dando bastante juego. Lo comento ahora por un caso concreto de divorcio que ha ocurrido en calle Doctor Fourquet 24 de Madrid. Un solar que llevaba abandonado allí más de treinta años y que había sido el espacio elegido para realizar el proyecto Esta es una plaza, que pretendía convertir un hueco olvidado (con el aspecto que puedes ver en la fotografía de arriba) en un espacio de encuentro y esparcimiento para los vecinos de la zona. La imagen que cierra este texto muestra un croquis con algunas de las ideas que ya se habían empezado a implementar.

El proyecto contaba con el apoyo -también económico- de Caja Madrid a través de su centro cultural La Casa Encendida. Lo curioso de la historia es que el ayuntamiento de Madrid se ha acordado de ese solar precisamente ahora después de esos treinta años y lo ha hecho para cerrarlo e impedir el desarrollo del proyecto. Además, en un gesto bastante irónico, lo ha hecho a través de empleados de la delegación de artes. Pero más curioso todavía es que no me extrañe que un ayuntamiento, corporación que “administra los intereses de un municipio” (según la definición de la palabra en español), se asuste de que un solar que se había convertido en poco más que un basurero improvisado se transformara en un lugar limpio y cuidado con posibilidades para los vecinos. Hace ya demasiado tiempo que los intereses de los vecinos no encajan en los de los municipios para que algo así me sorprenda. Precisamente por ese motivo, quizá vaya llegando el momento de que seamos los vecinos quienes defendamos nuestros propios intereses, ¿no?

Un primer gesto puede ser adherirnos con nuestra firma a la campaña contra esta agresión del ayuntamiento de Madrid en la calle Doctor Fourquet. Que el trabajo no lucrativo de tantos artistas y colaboradores (que en los tres días que pudieron tener el espacio abierto lo consiguieron convertir en una plaza viva con teatro, petanca, debates…) no muera por los miedos, las ignorancias y los intereses de unos pocos.

Imagen del plan para el proyecto Esta es una plaza

(Por cierto que una de las actividades que se desarrollaron fue la plantación de unos árboles y arbustos que ahora se encuentran separados por una cadena de quienes los querían cuidar. Me temo que su muerte va a ser una buena metáfora de la intervención municipal en el proyecto).

(Por cierto 2: no soy el primero en hacerme eco de esta injusticia. Escritoenlapared ya se lamentaba la semana pasada).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS - Twitter - Researchgate - Email subscription

1 Comment

Deja un comentario