La única estrella de rock buena es la estrella de rock muerta

La única estrella de rock buena es la estrella de rock muerta de Marco Perego
La única estrella de rock buena es la estrella de rock muerta de Marco Perego

La última entrada del blog lo dice bien clarito: “Cerrado por reformas”, pero yo soy un cabezón y tenía antojo de contraindicaciones. Así que me he estado paseando un poco por el blog comprobando que algunos enlaces se encontraban efectivamente rotos. Por ejemplo el de una imagen llamada “amy.jpg” que debe haber ilustrado en algún momento la entrada en que aparece, a la que le he copiado el título para esta que lees ahora. ¿Amy? ¿Estrella de rock muerta/buena? Más que suficiente para que mi curiosidad me haya tenido pegado a la pantalla un buen rato hasta encontrar todo lo encontrable a partir de esas pistas.

Ya tenemos imagen. Se trata de una instalación del artista italiano Marco Perego. En ella aparece el novelista estadounidense William Boroughs habiendo asesinado a la recientemente fallecida cantante Amy Winehouse. De las muchas hipótesis de las que se ha hablado para explicar su muerte, esta quizá tenga el honor de ser la más inverosímil, sobre todo si tenemos en cuenta que Mr. Boroughs nos abandonó en 1997. Claro que eso es algo que le podemos perdonar al ingenio de Perego si tenemos en cuenta que la escultura es del 2008, tres años antes del fallecimiento de la inglesa. Lo que sí trae a la cabeza es cierta anécdota sobre el bueno de Boroughs que, según parece, le pegó un tiro a su esposa, Joan Vollmer, mientras jugaban a Guillermo Tell. Tenía mejor imaginación para la literatura que para los juegos.

Marco Perego dijo en su momento que la escultura era una extensión de la idea del escritor francés Arnaud de que las estrellas mueren por nuestros pecados. Ahí quedan la idea y la imagen de una manzana roja sobre la sangre de Amy.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page.

1 Comment

  1. Desde luego, a Amy no se le puede criticar que no haya muerto con mandan los cánones del rock. Es curioso, porque si te paras a pensarlo, eso ya no sucede. Las estrellas se rehabilitan en centros de hiperlujo hasta que llegan a jubilaciones altamente rentables. Toda una clásica.

Deja un comentario