Escrito en la red: #publicidadNOgracias

[Guillermo de la Madrid escribe desde 2006 el blog sobre arte urbano Escrito en la pared, referencia clave para conocer las creaciones que se encuentran en Madrid y en buena parte de la blogosfera. Recientemente ha puesto en marcha Madrid Street Art Project, un proyecto para dar a conocer el panorama de arte actual madrileño a través de safaris urbanos y talleres en centros educativos. ]

Aunque bien sencillo, resultaría largo y cansado (para ti y para mí) ponernos a enumerar aquí las evidencias que demuestran que la publicidad, sobre todo esa que se instala en nuestro espacio público, es invasiva, engañosa, antiestética y perjudicial para la vista y el pensamiento. Son conclusiones que yo expongo aquí, pero a las que cualquiera llegará con apenas un “para de caminar por tu ciudad y levanta la vista”. A pesar de todo, a veces parece que debiéramos agradecerle a la publicidad su carácter maligno, sus pérfidas intenciones y su error al considerar suyo un espacio público sobre el cual carece de derecho alguno. Y lo digo porque sin esa actitud desprovista de escrúpulo alguno de la publicidad y sin los correspondientes espacios en los que vuelca su mal, no disfrutaríamos a día de hoy de las acciones, creaciones e intervenciones de aquellos que, demostrando más ingenio que los profesionales de aquel mal llamado arte (artimaña, le leí el otro día en Malasaña al graffitero Guos), convierten ese espacio destinado en principio a la publicidad en un guiño que todo transeúnte (ciudadano es palabro de políticos) debería agradecer y devolver. Inauguramos entonces con una selección de cosas de reciente publicación que parecen decir “publicidad NO, gracias“.

OX. París, septiembre y octubre de 2012.

 

BR1Proiettili. Turín, octubre de 2012.

Según cuenta el propio BR1, al ayuntamiento de Turín no le gustó su intervención y a los tres días la valla apareció vestida de esta guisa:

 

Ludo. My last tweet. París.

 

Peter Fuss. Reasons are always the same. Gdansk, Polonia.

 

Para quien no lo conozca, Jordan Seiler es uno de los gurús de la antipublicidad, tanto por su labor de denuncia de los espacios publicitarios ilegales y de los abusos de la publicidad en el espacio público como desde el punto de vista creativo. Su actividad se puede seguir en su blog, Public Ad Campaign, donde recientemente publicaba este vídeo (que hoy tiene un aspecto casi retro) de una acción del año 2001.

Deja un comentario