Tiempos

El físico de la corte era un hombre esforzado y de fe profunda, pero las lecciones más importantes sobre los tiempos le llegaron al conde de la mano de su mujer.

Aprendió de la condesa que el presente no determinaba el futuro. Se lo enseñó una mañana extraña en la que ella le confesó saber que la admiración que la profesaba entonces podría desaparecer cualquier día y sin previo aviso.

Años después aprendió de la condesa que el presente sí determinaba el pasado. Se lo enseñó una noche extraña en la que ella le advirtió que si la dejaba de amar, no sería posible que la hubiera amado nunca.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page.