Coletivo Projetação contra el Mundial de Brasil 2014

 

“¿Las lágrimas de los estadios valen más que las de las favelas?”. Es una de las frases proyectadas estos días por el Colectivo Projetação (aquí su FB). Es una versión de la misma pregunta que nos hacemos tantas veces, esa que tenemos atravesada y que no conseguimos tragar ni devolver. ¿Vale lo mismo un muerto en Francia que en Palestina? ¿Un niño europeo que uno asiático?… Es una pregunta desconcertante porque nos retrata. Somos cínicos hasta para eso. Podemos hacernos mil “selfies” y regalárselos a nuestra sociedad, pero ¿podemos respondernos estas preguntas a nosotros mismos con convicción?

La buena noticia es que hay mucha gente comunicando las mismas ideas en cada rincón del planeta. Este colectivo brasileño, muy activo estos días por el circo que les han montado, se cuestiona el valor de las lágrimas, pero también el de las elecciones cuando son empresas como la FIFA quienes acaban decidiéndolo todo. La duda parece un eco de las protestas de Madrid o de las del Cairo o de las de Nueva York… Proyectan sobre los coches el grito “menos represión y más democracia” y nos acordamos de las leyes que está aprobando el gobierno español con el respaldo de la mayoría de esa minoría ingenua que votó en las últimas elecciones. Con el respaldo, pero no con su acuerdo.

Los mensajes son los mismos porque vivimos dominados por cínicos similares. El Colectivo Projetação los enuncia con especial eficacia (me gusta mucho ese “Ni pienso ni existo, solo asisto”) quizá porque hay zonas de este mundo donde llevan ya muchas décadas sabiendo quiénes son los que realmente mandan. Hacen falta grupos capaces de transmitir estos mensajes con sencillez y verdad. Hace falta una comunicación eficaz que pueda atravesar las barreras de ruido (léase “medios de comunicación”) que irán subiendo el volumen progresivamente. Como dice otro de estos graffiti luminosos, “el gobierno te manipula porque eres buena materia prima (para ello)”.

Colectivo Projetação
(Otro ejemplo de reivindicación común)

 

Deja un comentario