Hable una lengua civilizada, hable pǔtōnghuà

Hable una lengua civilizada, hable pǔtōnghuà

Esta señal está en una estación de autobús en Mongolia Interior, enorme región china limítrofe con Mongolia y con unos 25 millones de habitantes. Su transcripción y traducción es “yòng wénmíngyǔ” 用文明语 (“hable una lengua civilizada“) – “jiǎng pǔtōnghuà” 讲普通话 (“hable pǔtōnghuà“, es decir, mandarín estándar).

Las leyes de Mongolia Interior obligan a escribir todos los carteles públicos y oficiales en mongol y en chino. Se trata de dos lenguas muy distintas, que proceden de filos diferentes y que además no comparten escritura. A pesar de las leyes, las lenguas no se encuentran en una situación similar ya que el mongol tiene menor prestigio y cada vez se reduce más a los ámbitos rurales.

No es de extrañar viendo el cartel. Es un gran ejemplo del funcionamiento de lo que Pierre Bourdieu denominó mercado lingüístico y de cómo se puede prestigiar una lengua relacionándola con conceptos que poco tienen de lingüísticos. ¿Una lengua civilizada? ¿Es una lengua que ha ido a la universidad o que come utilizando los palillos adecuadamente? Se relaciona el hablar una lengua con adquirir unas características valiosas socialmente. La alternativa obviamente es hablar una lengua no civilizada, ser marginado y no poder acceder a los trabajos y ámbitos de prestigio.

En Language Log, que es donde lo he visto, comentan que este tipo de lemas son habituales y suelen aparecer con otros del tipo “guīfànzì” 写规范字 (“escriba caracteres estándar“), “ài guóqí” 爱国旗 (“ame la bandera nacional”) o “chàng guógē” 唱国歌 (“cante el himno nacional”). En resumen: hable chino, sea un chino como Dios manda, que diríamos por aquí. La homogeneización es el pago que hay que realizar para ser considerado socialmente. Algo de lo que, por cierto, podemos encontrar ejemplos sin irnos tan lejos.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS - Twitter - Researchgate - Email subscription

1 Comment

  1. Seguro que si incitaran a hablar una lengua incivilizada tendrían más adeptos.
    Seré una romántica, pero elijo hablar y soñar en los idiomas que me enseñó mi madre, el resto intentaré hacerme con ellos para seguir en este bucle vital..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: