No hay que ver el futuro para saber lo que va a pasar

Ya dijimos No
Pero el Sí está en todo
Lo de adentro y lo de afuera
Lo de lejos y lo de cerca
Lo que todos hemos visto
Y lo que ni siquiera dicen
¡Ya dijimos No!
Y fue ese día
Que yo me vi
A mí mismo
En veinte años
Y nada cambia
No nada cambia
Por estos lados
No hay que ver el futuro
Para saber lo que va a pasar

No es difícil buscarle un contexto a este tema sabiendo que Nicolas Jaar es de origen chileno y que su último disco parece cruzado por la melancolía amarga de otros tiempos. Sin embargo, como lo que vale para un roto vale también para un descosido, parece que nos está haciendo un guiño a los españolitos y a nuestra clase política.

El resto del disco, Sirens, es también genial.

Deja un comentario