La aritmética de la compasión