El Sáhara y tú

La remodelación de la página no llegó a tiempo para anunciar la manifestación del pasado sábado. Intentarlo lo intentamos… De todos modos, el tema es suficientemente importante como para no dejar de abrir esta nueva etapa con él. En el anuncio hacíamos notar la poca repercusión que tiene este problema en los medios (y, por lo tanto, en la mayoría de nuestras vidas). Nuestros representantes políticos proclaman salvaguardar los derechos humanos en regiones lejanas mientras cierran los ojos ante lo que ocurre al lado de nuestras puertas.

El problema del Sáhara surgió de la irresponsabilidad española ante la Marcha verde al final de la dictadura franquista. “Problema” significa más de 30 años de ocupación de los cuales unos 17 han sido de guerra abierta. También significa el enfrentarse a un conflicto injusto en clara inferioridad de condiciones. También la situación de desamparo vivida este mismo año tras la inundación de los hogares (chabolas) de muchos refugiados.

Desde la citada Marcha verde, la relación del gobierno español (de todos los gobiernos de estos últimos treinta años) con el problema ha sido la misma: prometer sin cumplir a cambio de que el gobierno marroquí cumpla lo que -suponemos- le promete en otros ámbitos. Pero nosotros no somos mejores que los que nos gobiernan, como era de esperar. Este sábado unos cuantos salieron a las calles de Madrid para reivindicar una solución. Los más optimistas cifran en 25000 el número de asistentes. ¿Cuántos acudimos a las famosas manifestaciones en favor de Iraq? ¿Cuánta gente se movilizó por ese conflicto durante las elecciones?

Nos carcome la duda del motivo por el que fuimos tan sensibles a un conflicto lejano y no lo somos con uno cercano. Bueno, no nos contagiemos también del cinismo de los políticos: lo que nos carcome es la certeza del motivo.

1 pensamiento en “El Sáhara y tú”

  1. Buenos días.

    Vaya, ya tenía ganas de verle la cara a este nuevo inicios. Aunque he de decir que casi me hace más ilusión aún verle la cara a usted esta semana.

    En fin, tema de la mani del sábado. Para muestra nuestro botón: mediomadrugamos el sábado, sin decidir muy bien qué hacer, y cuando era ya tarde nos acordamos del sáhara. “Anda, podríamos haber ido”. Y he de reconocer que la reflexión tuvo mucho, como lo tienen a menudo estas cosas, de testimonial. Tal vez sea esa la palabra para definir lo que ocurre.

    Nos vemos estos días. Gracias por el link a Escritoenlapared.

Deja un comentario