Bloques prefabricados de Berlín

Bloques prefabricados en Berlín

Berlín es la ciudad más heterogénea que conozco. Creo que sólo hay dos cosas que la convierte en un todo: los berlineses y las continuas obras. Por lo demás, te metes en el metro en un barrio futurista y sales en medio de un barrio soviético en menos de diez minutos. Estos últimos son una de las pocas huellas arquitectónicas originales que quedan en Alemania. Yo conozco a quien le gustan estéticamente, pero probablemente no sea la percepción más extendida.

Ahora un proyecto en Berlín-Hellersdorf, en el Berlín este, está dándole una cara diferente a estos bloques prefabricados. Bajo la dirección de René Bentzen, de Cité de la Création, se está pintando el mayor mural del mundo. Cuando esté terminado, cubrirá 64.000 metros cuadrados de fachadas o, lo que es lo mismo, 110 edificios de 6 manzanas diferentes. Se han elegido para ello motivos de 45 países diferentes (un templo griego, una perfumería francesa, un canal holandés…) con el objetivo de convertirlo en un barrio europeo, más atractivo para vivir y para comprar. La idea parte con la premisa de no costarle dinero a los actuales habitantes de la zona y creo que la siguiente foto muestra con claridad la diferencia entre la versión antigua y la renovada (pulsa sobre ella para verla en detalle).

Bloques prefabricados en Berlín

Más info (en alemán): aquí y aquí .

3 pensamientos en “Bloques prefabricados de Berlín”

  1. ¡Qué bonito, PAUL! en España en ciertos municipios perifericos a la zona de Madrid, no les vendrían mal a los edificios un lavado de cara tan original y bello.

Deja un comentario