Dios se ha cansado de nosotros (God grew tired of us)

Imagen de la película God Grew Tired of Us

Con un poco de retraso, ayer pude al fin ver Dios se ha cansado de nosotros, la película de National Geographic dirigida por Christopher Dillon Quinn y Tom Walker, premio del jurado y del público al mejor documental en el Festival de Sundance del 2006. La película cuenta la historia de tres de las víctimas más afortunadas de la guerra civil sudanesa, desgraciadamente aún de actualidad especialmente por el genocidio de Darfur. Mientras el norte musulmán y el sur cristiano se destruyen mutuamente (en parte como consecuencia, una vez más, del origen artificial de las fronteras del país, creadas en 1955 tras la colonización), miles de personas deciden huir antes de ser asesinadas en sus propias casas. Aquella aventura acabó con la vida de muchos y supuso para casi todos recorrer a pie miles de kilómetros sin comida ni apenas agua. Los que decidieron huir hacia Etiopía fueron expulsados posteriormente quedando Kenia convertida en el único recurso para los refugiados.

Los protagonistas de aquella emigración desesperada fueron bautizados como los chicos perdidos, niños que se convirtieron en adolescentes y después en adultos sin poder salir de una cárcel sin muros: la de los campos de refugiados. Sin embargo, los tres protagonistas del documental corren una suerte peculiar. Son seleccionados por un programa estadounidense para ser enviados a los EEUU con permiso de residencia y un plan especial de adaptación. Ésta no será sin embargo tan sencilla y, después del primer contacto con las deslumbrantes maravillas de la riqueza, irán percatándose de las cosas positivas que quedaron atrás.

Una muestra muy recomendable de lo difícil que es adaptarse a una sociedad diferente (algunas de las situaciones que aparecen son incluso graciosas por el fuerte contraste), de lo abandonados que tenemos esos conflictos donde los intereses económicos soplan con viento extraño, de lo fieles que son algunos a sus dioses aunque crean que han sido abandonados por ellos y de esos aspectos -que ya hemos resaltado aquí en alguna otra ocasión– en los que el hemisferio sur es infinitamente más rico que el norte. Una prueba más de que nuestra ignorancia voluntaria sobre África no es sólo un crimen contra ellos, sino también contra nosotros mismos.

2 pensamientos en “Dios se ha cansado de nosotros (God grew tired of us)”

  1. Ey, me interesa mucho ver el documental, sabes donde lo podría conseguir. Soy de México. Te lo agradeceré, por cierto, genial tu página. Saludos.

  2. Pingback: FASHION OF THE WORLD. DINKA PEOPLE. |

Deja un comentario