Las heroínas y Miyazaki

Foto de Nausicaa

Las heroínas, en plural, han ganado últimamente protagonismo en las películas y novelas que mejor acogida tienen entre el público. Claro que siempre hubo heroínas, pero las de ahora me parecen más independientes y poderosas. Aparentemente hasta los ambientes más conservadores (en los que incluimos la mayoría de dichos best-sellers, claro) van cediendo poco a poco ante el -¿inevitable?- cambio de los tiempos.

Uno de los mayores creadores de heroínas -para nosotros- es Hayao Miyazaki, un auténtico genio de la animación. Obras como Nausicaä (a la que pertenece la ilustración), El castillo ambulante o La princesa Mononoke nos han hecho disfrutar muchísimo con su imaginación y con la belleza de sus propuestas (tanto visual como narrativamente).

Es curioso el contraste que se produce entre sus protagonistas y la mayoría de las heroínas actuales (las ficticias, claro). Por contrastar dos ejemplos paradigmáticos, tomaremos a la propia Nausicaä y a Lara Croft (a cuyo juego no hemos jugado nunca y cuya película no fuimos capaces de digerir entera, pero sí lo suficiente). La comparación en cuanto a la importancia del físico, que ya es significativa, la vamos a obviar -si alguien se anima en los comentarios, estupendo. Por lo demás, Lara Croft es una gimnasta musculosa, con buenas dosis de agresividad y violencia, distante con sus compañeros… Algo así como el prototipo tradicional de héroe, pero con las pecualiaridades físicas que no hemos querido comentar.

Nausicaä (como las demás heroínas de Miyazaki, por ejemplo Chihiro) también realiza acciones extraordinarias, pero sus armas son diferentes: tiene una gran empatía con los que la rodean, sabe expresarse mejor que los demás de modo muy convincente, reacciona con mucha sensibilidad a todo lo que le ocurre… No precisamente los rasgos de Clint Eastwood o de John Wayne, ¿no?

En todo caso, son buenos ejemplos de cómo se pueden fomentar distintos modelos a través del arte (y del mercado).

(Esta entrada se la queríamos dedicar a la web de la Asociación Simone de Beauvoir, por su frescura -en el buen sentido de la palabra 😉 ).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

2 comentarios

  1. Creo que un buen ejemplo de una persona que crea Heroínas (aparte de Miyazaki) es Joss Whedon. Sus personajes femeninos están llenos de carisma, son personajes fuertes y con personalidad. Mirad Buffy o a Sydney de Alias, o cualquier personaje femenino de la serie Firefly o la película Serenity.

    Los personajes femeninos carismáticos y con fuerza atraen, pero tienen que estar bien hechos, sino se convierten en algo zafio y tonto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: