Lob & Rochette :: El rompenieves

El rompenieves

Nos estamos aficionando a los cómics. Incluso a alguno que se escribió antes de que naciéramos. Es el caso de El Rompenieves. El fugitivo, cuya lectura abordamos con entusiasmo y ciertas precauciones: Lob y Rochette crean esta historia en la Francia de los setenta. En DDT o en La cárcel de papel – blogs sobre tebeos más que imprescindibles – ya se nos avisaba de posibles pegas, entre ellas ese “tratamiento ideológico” al que la cronología y el espacio obligaban. A nosotros, quizá algo ilusos como somos, nos sigue pareciendo más que apropiado.

La historia (y el “tratamiento ideológico” actualizado) continuan, esta vez de la mano de Rochette y Legrand: n/os esperan El apeador y La travesía en un solo tomo. Si queréis un aperitivo, aquí (gentileza de la editorial Bang).

Además, parece que, como en el caso de Persépolis y tantos otros, en breve tendremos versión en pantalla grande.

2 pensamientos en “Lob & Rochette :: El rompenieves”

  1. Precisamente ayer pensaba en que cada medio tiene su particular idiosincrasia. La radio parecía un medio limitado, pero sin embargo, sorprendente y casi increíblemente, la televisión o el cine son paupérrimos; transmiten una cantidad de información muchísimo menor. No hay programa de televisión, por bueno que sea, que “se permita” contener tanta información como un buen programa de radio…

    La de los cómics es también otra paradoja, ya que en teoría es un medio con una gran libertad… Pero después de leer muchas publicaciones, me sorprendo al encontrar siempre los mismos “mundos” trillados y un tanto claustrofóbicos…

    Un saludo.

  2. Hola, Gonzalo.

    A nosotros nos parece que cada medio ofrece posibilidades increíbles. Otra cosa es que estas se aprovechen o no… Está claro que cuanto más marginal (económicamente) es un medio de expresión menos difícil es ser innovador.

    En cuanto a lo que comentas de los mundos claustrofóbicos… nos da la sensación de que quizá eso pueda ser una característica más bien del género de la ciencia ficción que de los cómics. Hay muchos cómics que no son nada claustrofóbicos (a ver si recomendamos alguno por aquí 😉 ).

    Otro saludo de vuelta!

Deja un comentario