Luciano Pavarotti (1935-2007)

Caruso, Pavarotti

Aquí donde el mar luce
y aúlla fuerte el viento
en una vieja terraza frente al golfo de Sorrento
un hombre abraza a una muchacha
-después de que haya llorado-
se aclara la voz y retoma su canto:

Te amo tanto
pero tanto tanto
que es como una cadena
que funde la sangre de mis venas.

Vio las luces en medio del mar
pensó en las noches en América,
pero eran sólo lámparas
y las limpias proas blancas.
Sintió el dolor en la música
y se apartó del piano,
pero al ver la luna emerger tras una nube
le pareció que era más dulce hasta la muerte.
Miró a los ojos a la muchacha
-a aquellos ojos verdes como el mar-
y de repente apareció una lágrima
y él pensó que se podría ahogar.

Te amo tanto
pero tanto tanto
que es como una cadena
que funde la sangre de mis venas.

La fuerza de la lírica
en la que el drama es siempre falso
donde con algo de maquillaje y de mímica
se puede ser otro…
Pero dos ojos que te miran
tan cercanos y verdaderos
te hacen olvidar las palabras
y confunden tus pensamientos.

Así se vuelve todo pequeño
incluso aquellas noches en América.
Te das la vuelta y ves tu vida
como aquella limpia proa blanca.

Ah, sí, es la vida que finaliza
pero él no piensa en ello tanto.
Más bien se siente feliz
y retoma su canto:

Te amo tanto
pero tanto tanto
que es como una cadena
que funde la sangre de mis venas

Homenaje convertido en homenaje… con traducción de Inicios por la que pedimos perdón a su autor, Lucio Dalla. La bella versión en italiano:

Qui dove il mare luccica
e tira forte il vento
su una vecchia terrazza davanti al golfo di Sorrento
un uomo abbraccia una ragazza
dopo che aveva pianto
poi si schiarisce la voce e ricomincia il canto:

Te voglio bene assai
ma tanto tanto bene sai
e’ una catena ormai
che scioglie il sangue dint’ e’ vene sai…

Vide le luci in mezzo al mare
pensò alle notti la in America
ma erano solo le lampare
e la bianca scia di un’elica
sentì il dolore nella musica
si alzò dal Pianoforte
ma quando vide la luna uscire da una nuvola
gli sembrò più dolce anche la morte
Guardò negli occhi la ragazza
quegli occhi verdi come il mare
poi all’improvviso uscì una lacrima
e lui credette di affogare.

Te voglio bene assai
ma tanto tanto bene sai
e’ una catena ormai
e scioglie il sangue dint’e vene sai…

Potenza della lirica
dove ogni dramma e’ un falso
che con un po’ di trucco e con la mimica
puoi diventare un altro
Ma due occhi che ti guardano
così vicini e veri
ti fanno scordare le parole
confondono i pensieri.

Così diventò tutto piccolo
anche le notti la in America
ti volti e vedi la tua vita
come la scia di un’elica.

Ah si, e’ la vita che finisce
ma lui non ci pensò poi tanto
anzi si sentiva felice
e ricominciò il suo canto:

Te voglio bene assai
ma tanto tanto bene sai
e’ una catena ormai
che scioglie il sangue dint’e vene sai…

Te voglio bene assai
ma tanto tanto bene sai
e’ una catena ormai
che scioglie il sangue dint’e vene sai…

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

4 comentarios

  1. .

    es definitivamente sublime, considero, como muchos que una estrella a vuelto al cielo y aunque suene ya a repetido es imposible no llorar a un grande de la lirica mundial.
    Tal vez me equivoque, pero en ese cielo brillan Caruso, Callas y desde hoy Pavarotti junto con muchos que le han entregado al género un aporte casi invaluable.

  2. impresionante cuanto le echo de menos al maestro porque eso es un maestro que hay que arodillarse ante el
    es una pena se va siempre lo mejor un asco pero bueno algun dia le dare las gracias por ser asi un gran maestro

  3. cada vez que lo escucho me emociona tanto.. hasta lo que me quede de vida no lo voy a dejar de escuchar, sobre todo CARUSO.. quien me recuerda a los que ya no estan en este mundo.. gracias luciano..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: