Mark Wallinger :: Premio Turner 2007

Para no perder la costumbre, el Turner Prize ha venido hoy acompañado de críticas de todos los colores. Este premio, «concedido a un artista británico menor de 50 años por una exposición o presentación relevante realizada en los doce meses anteriores al 8 de mayo (entendiendo británico como un artista que trabaja en el Reino Unido o qe ha nacido en él)» según los organizadores, ha ido a parar esta vez a manos de Mark Wallinger y yo me alegro especialmente por dos motivos.

Por un lado, porque Wallinger es uno de esos auténticos luchadores por la libertad de expresión y la libertad creativa. La obra que captó la atención del jurado fue precisamente State Britain, que él mismo comenta en el vídeo de arriba (para los que prefiráis el inglés leído, aquí tenéis la transcripción). Como muchos sabréis, esta obra es una reconstrucción meticulosa de los carteles, banderas y demás objetos contra las sanciones económicas a Iraq que ha reunido el activista Brian Haw desde el 2001 -y colocado en frente del palacio de Westminster. En mayo del 2006, el parlamento aprobó una ley prohibiendo manifestaciones a un kilómetro a la redonda del edificio parlamentario, lo que llevó a la retirada de la protesta de Haw. En teoría, la ley iba contra el crimen organizado (¿?). La obra de Wallinger incluye una línea en el suelo que simboliza esa frontera de un kilómetro contra la libertad de expresión.

Por otro lado, me parece muy interesante su aproximación al museo y a la galería de arte. No sólo por atreverse a introducir una reproducción como State Britain en la galería de la Tate (por cierto, en la de Liverpool y no en la de Londres porque Liverpool es la capital europea de la cultura), sino también por otras obras como Sleeper, también de este año y también responsable de que haya conseguido este premio. Sleeper es una performance en la que el propio Wallinger pasa diez noches disfrazado de oso dentro de una galería berlinesa. Como él mismo cuenta (puedes oírlo si sigues el enlace de la obra o leerlo aquí), la experiencia no incluía sólo las reacciones de los visitantes, sino también muchas horas de soledad en las que su actuación sólo le tenía a él de público.

Pues sí, este hombre engloba censura y nuevos acercamientos a las galerías y los museos: dos de mis temas más obsesivos… Enhorabuena por el merecido premio.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.