Sir Salman Rushdie

Versos Satánicos

En breve tendremos que llamarle Sir Salman. Pero hay un problema: a los líderes paquistaníes no les parece bien. Un insulto de Tony Blair a la religión islámica que legitima los ataques suicidas, dicen que dice el ministro de exteriores paquistaní Ejaz ul-Huq. Hay quien, como el diputado conservador Stewart Jackson, prefiere que no se le conceda tal honor porque “no necesitamos una situación en la que insultemos gratuitamente a nuestros aliados en la guerra del terror”. A veces tenemos la sensación de que todo esto del terrorismo y la laicidad es una tomadura de pelo de envergadura colosal en la que salimos perdiendo, además de Salman Rushdie, paquistaníes, musulmanes y europeos de a pie. Musharraf, Bush, Blair y su graciosa majestad continúan siendo aliados. Los Salman de turno se seguirán casando con las modelos-actrices laicas y suficientemente poco vestidas que toque; los Musharraf de turno seguirán apoyando que las mujeres musulmanas que toque lleven el velo que ellos consideren que corresponda. En un país donde casi el 70% de la población es analfabeta (casi el 90% entre las mujeres) quizá por lo que debieran preocuparse los gobiernos es porque los paquistaníes pudieran leer esos insultos.

(Nos dio la pista).

2 pensamientos en “Sir Salman Rushdie”

  1. Estoy contigo, que haya gente que condene a otro por una serie de cuentos fantásticos, es un insulto al intelecto humano, son gobiernos que sientan sus bases sociales y políticas sobre premisas absurdas. Hay que sentirse afortunados de nacer en países que en la actualidad son medianamente racionales…

    Un saludo.

  2. Sí, tienes razón, Vigi, es absurdo. Sin embargo, a mí me da un poco de apuro la suerte de haber nacido aquí… Quiero decir, me he salvado de algo que los gobiernos de las naciones “racionales” (entre las que supongo que se cuentan las de la UE) han más que contribuido a construir.

Deja un comentario