Sirenita pink

Sirenita de Copenague

La imagen se relaciona en algunos medios con el desalojo de la casa cultural danesa de Ungdomshuset. En la página del centro han reconocido que el desalojo ya se ha llevado a cabo. También agradecen los actos (tildados de vandálicos y violentos por la policía, al menos 700 detenidos) que se han producido en su defensa y aclaran que ellos llevaban mucho tiempo manifestándose pacíficamente y siendo engañados por los políticos con promesas que ya no se cumplirán nunca. El buen hacer del centro se ha visto resaltado los últimos meses por la reacción que ha provocado su inminente desaparición. Antiguos activistas del Ungdomshuset y personas que se han solidarizado con ellos se han movilizado en multitud de países (Francia, Alemania, Australia, Rusia…). Incluso una fundación había ofrecido 15 millones de DKR (2 millones de euros) para poder resolver el conflicto, pero el líder de la derecha cristiana rechazó el trato en lo que el Ungdomshuset entendió como el principio del fin: la constatación de que los esfuerzos por negociar no servirían de nada.

Uno de los últimos comunicados del Ungdomshuset (16 de diciembre) decía:

Gracias por estar ahí con nosotros en estos tiempos difíciles; nos sentimos muy privilegiados por contar con una familia tan solidaria y luchadora […] Nos habéis ayudado a mostrarles a los políticos que nosotros -al contrario que ellos- no hablamos por hablar ni mentimos con promesas. Se dijo que lucharíamos por esta casa. Todo indica que finalmente ha empezado a entrarles en la cabeza que el inminente desalojo no será algo pacífico. La policía ha aprendido que nuestros deseos no se pueden eliminar a golpes, ninguna brutalidad por su lado eliminará nuestros deseos de luchar. Ni un solo instante.

Los políticos deben de ir a la misma academia en todas partes. De nuevo, un centro cultural convertido en una batalla campal primero y quén sabe en qué después (hotel, sucursal bancaria…). De nuevo, las ideas de los jóvenes trituradas por el status quo ($) sin tan siquiera preguntar primero. Así nos va. Y como no hay mal que por bien no venga, al menos la triste sirenita de H.C. Andersens a tomado cierto color…

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: