El manifiesto por la lengua y el alfabeto II

A Agustín García Calvo lo conocí una tarde calurosa de Lavapiés en una de esas charlas que solía marcarse con sus setenta y pocos años -de entonces- en algún aula olvidada de la UNED. Yo me había dejado llevar a aquel extraño ritual (de que era un ritual no cabía duda alguna) por mi admiración hacia aquella persona dominadora de la lengua. Hoy sigo creyendo que nadie conoce mejor el español que este zamorano, capaz de malear sus ritmos a su antojo, convirtiendo en agua -o en vino- lo que para los demás son rocas con aristas. Allí estábamos unxs cuantxs intercambiando miradas de gueto cuando apareció el poeta con su coleta gris y su camisa hawaiana anudada sobre el ombligo. Su voz no le hacía ninguna injusticia a la fuerza de su escritura y después algunos nos fuimos con él a tomar unos vinos por el barrio para descubrir con qué convicción y perseverancia era capaz de argumentar sus ideas. Aquella noche su lucha era contra la televisión.

Agustín García Calvo dice las cosas de sentido común como si fueran dogmas y por eso es fácil confundirle -sin querer o a propósito- con un loco. Ahora, entre manifiestos por la lengua común que surgen por aquí y por allá, él tiene la ocurrencia de recordarnos que la lengua no es de nadie (gracias a que es el sentido de un loco, no lo confundimos con la lucha absurda de dos periódicos hermanos). García Calvo termina diciendo:

Cierto que el que una lengua, relativamente uniforme, ocupe vastos espacios, tiene sus ventajas, no sólo para los trámites comerciales y administrativos, sino para que, por ejemplo, esta andanada contra los tratantes de lenguas le llegue a más gente que si la escribiera en sayagués; pero la cuenta de lo que con eso gana la denuncia de la mentira en contra de lo que gana la difusión de la mentira, ¿quién, señores, me ayudará a echar esa cuenta?

En fin, lo que el Poder, nacional, autonómico, universal, quiere hacer con las lenguas y la gente, eso cualquiera, si se deja sentir, lo sabe. Algo de vergüenza da que hombres doctos y esclarecidos confundan en un trance como éste los manejos unificatorios de una u otra administración con la máquina, desconocida y libre, de la lengua. Pero tampoco eso debe extrañarnos demasiado, sabiendo y sufriendo, como sufrimos, lo que es la condición de la Cultura y la de la Persona.

Puedes leer la reflexión completa aquí.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

11 comentarios

  1. He visto el artículo justo después de leer los comentarios de Enkil y Carlos, curioso que haya salido todo al tiempo…

    Oye, ¿el ritual del que hablas no sería uno de sus jueves en el ateneo? Para mí agustín garcía calvo siempre estará asociado a la que creo que es la mejor traducción de la iliada, un texto original, arriesgado y seguramente poco ortodoxo, pero fantástico. De esos de leer un cachito de vez en cuando…

  2. coincido completamente en lo de la iliada, que creo que es una de las pruebas más claras de lo que comentaba sobre su habilidad para moldear la lengua y sus ritmos.

    digo ritual porque el público era fiel, tomaba sus asientos, esperaba a que llegara él -con retraso-, le ovacionaban al entrar, le escuchaban con fe y él terminaba la ceremonia con cierta teatralidad… lo hacía (hace?) muy cerquita tuya, en la uned de la plaza de lavapies (frente al actual cdn). lo del ateneo es en la calle prado, no? (ya sabes que yo soy de provincias…).

    de esto hace más de 10 años seguro…

  3. Un manifiesto necesario

    Felicito a los impulsores del manifiesto en defensa de la lengua común. Quizá mi reciente experiencia sirva para ilustrar su necesidad.

    Hace unos días acudí a una oficina del ayuntamiento de Barcelona para solicitar una ayuda para un familiar discapacitado. Al pedir a los funcionarios el formulario de solicitud en castellano, por cierto, la lengua mayoritaria de los barceloneses, me dijeron que nunca utilizaban el castellano en los impresos.

    En un segundo intento, me dirigí a una oficina de la Generalitat y la escena se repitió: imposible obtener ni un solo impreso en castellano a pesar de ser lengua oficial. Al final desistí y me vi obligado a hacerlo en catalán, porque no tenía otra opción.

    Es sólo un ejemplo: cada vez que tienes que realizar un trámite en la Generalitat o en el ayuntamiento, te encuentras con que tu lengua es ninguneada. Confío que manifiestos como éste sirvan para que los castellanohablantes dejemos de ser tratados como ciudadanos de segunda por algunas administraciones.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

  4. pues sí que es un buen ejemplo para ilustrar la situación, carlos. debo confesar que, por un momento, incluso he temido que fueras a decir que no pudiste rellenar el formulario porque estaba en catalán…

    voy a intentar explicar cómo veo yo la situación. eres castellanohablante, pero vives en un lugar que tiene la suerte de contar con dos lenguas diferentes que, además, tienen una rica tradición cultural. una de ellas fue magreada durante mucho tiempo por el franquismo que la convirtió -involuntariamente?- en símbolo político y ahora es magreada, siguiendo fielmente la tradición, por políticos espanholistas y catalanistas a partes iguales. sin embargo, por mucho que se empenhen los políticos, sus estratagemas no deberían ser suficientes para hacernos olvidar lo más importante: que vives en un sitio con una riqueza especial, que eres capaz de comunicarte en dos lenguas diferentes dependiendo de los contextos y de las sensaciones y que puedes rellenar documentos con independencia de la lengua en la que te lo pidan.

    si alguna vez pierdes esa riqueza, no será porque se te haya olvidado el castellano de tanto utilizar el catalán. imagino que eso lo tendrás claro. si temes que las políticas pro-catalán hagan que tus hijos no se sepan comunicar en la lengua de sus ancestros, creo que puedes relajarte: eso no va a ocurrir.

    la convivencia de lenguas es la norma en el mundo. el monolinguismo es, en este sentido, una anomalía que algunxs pretenden vender -aprovechándose de la ignorancia que ellxs mismxs fomentan- como normal. bastante triste es ya que en un país en el que conviven varias lenguas la mayoría de la población seamos monolingue, para que ahora os dejéis robar esa riqueza los que la tenéis. yo la reclamaría: el catalán no pertenece a los políticos ni a la clase alta catalana, el catalán es de todxs quienes tenéis la suerte de poder usarlo.

    enrollarme me he enrollado, espero que además me haya sabido explicar…

    un abrazo,

  5. Hola Paul,

    Vengo del blog de Escritores Vascos, por recomendación de Alex en su post Don de lenguas y realmente me ha gustado lo que he leido por aquí.

    Resalto este comentario que has hecho y del que pienso has dado en la diana de la cuestión. Me ha parecido estupendo y se merece un 10 de nota:

    “que vives en un sitio con una riqueza especial, que eres capaz de comunicarte en dos lenguas diferentes dependiendo de los contextos y de las sensaciones y que puedes rellenar documentos con independencia de la lengua en la que te lo pidan.

    si alguna vez pierdes esa riqueza, no será porque se te haya olvidado el castellano de tanto utilizar el catalán. imagino que eso lo tendrás claro. si temes que las políticas pro-catalán hagan que tus hijos no se sepan comunicar en la lengua de sus ancestros, creo que puedes relajarte: eso no va a ocurrir.

    la convivencia de lenguas es la norma en el mundo. el monolinguismo es, en este sentido, una anomalía que algunxs pretenden vender -aprovechándose de la ignorancia que ellxs mismxs fomentan- como normal. bastante triste es ya que en un país en el que conviven varias lenguas la mayoría de la población seamos monolingue, para que ahora os dejéis robar esa riqueza los que la tenéis. yo la reclamaría: el catalán no pertenece a los políticos ni a la clase alta catalana, el catalán es de todxs quienes tenéis la suerte de poder usarlo”

    Estoy totalmente de acuerdo con ésta reflexión tuya, me parece muy lúcida, enhorabuena.

    Un cordial saludo,

    Estel J.

  6. @elia: curiosamente he estado a puntito de poner el chiste de manel como cabecera de la entrada, pero al final he pensado que mezclaba algo las churras con las meninas y que simplificaba bastante la situación (sobre todo la italiana: muchos italianos hablan italiano igual que los catalanes español, no catalán). aunque creo que manel tiene razón en el fondo, es llevar la discusión al tema nacional al que yo intentaba no entrar para poder hacer una defensa puramente lingüística…

    el chiste de hoy de fontdevila, aunque de otro tema, tampoco está mal.

    @estel: muchas gracias 😉

  7. Vaya, no conocía yo a este Manel. El estilo es como clasicote, pero el contenido está bien. Tal vez inlcuso funcione como contraste… Al saco de las rss.

  8. [ Recientemente se ha publicado en la Tribuna de El País un artículo donde se confunde la palabra ‘lengua’ con la palabra ‘lengua’. No es una falta fonológica, morfológica, sintáctica o semántica ni siquiera en español y tiene algo que ver con el asunto del manifiesto de la lengua. El artículo va para los señores doctos y estudiosos pero cualquiera puede consultarlo sin saber y sin pagar en la versión digital de El País. El título es: “La lengua, señores”
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/lengua/senores/elpepiopi/20080702elpepiopi_4/Tes ]

    POR ESA LENGUA. Recogida de frases oídas en la Tertulia Política del Ateneo de Madrid

    Tertulia Política 5

    Hablamos de la Realidad con la lengua que nos han dado, con nuestro idioma. No solo “en Humano”, sino hasta “en Español”, que es peor
    ========================
    Tertulia Política 12

    Es así, pero estamos aquí y la guerra parte desde dentro de la Realidad, peor todavía, parte de una cosa tan idiomática como el vocabulario del Español Oficial Contemporáneo. De ahí, de ahí partimos y contra eso tratamos de lanzarnos desde dentro, ¿no?
    ========================
    Tertulia Política 22

    ya sabemos que, como hablamos en español, es decir, en una lengua de Babel, y todas ellas están cargadas de equivocaciones y mentiras, nunca se puede uno fiar de las palabras para decir algo bueno, pero, a pesar de eso
    ========================
    Tertulia Política 24

    Ya sabéis que nuestra condena es que tenemos que hablar en un idioma, por ejemplo en español oficial contemporáneo, y eso no es la lengua de verdad, eso es un idioma que es siempre una aberración de la lengua de verdad, y sobre todo, por la parte de su vocabulario, que es donde están especialmente las palabras con significado que costituyen la Realidad de la tribu correspondiente a ese idioma
    ========================
    Tertulia Política 25

    Cargamos con el significado de la palabra ‘mensaje’, claro, estamos hablando en un idioma -en español-
    ========================
    Tertulia Política 28

    Todos son idiomas, todos -por tanto- tienen la condición de la falsificación elemental que contrapone lo particular, lo privado, a lo común; pero así funciona. Así funcionan en las lenguas vulgares -el español, el inglés- y así funcionan las jergas separadas -más o menos separadas- de la Economía, de la Física, de la Filosofía; son efectivamente, partes de esto que llamamos Realidad, esencialmente falsa, y todas esas jergas están normalmente destinadas a practicar la defensa costante ante el peligro del descubrimiento de la verdad
    ========================
    Tertulia Política 35

    – Una cosa: entre fantasía y ficción, ¿a ti no te parece que hay una gran diferencia?, que fantasía está mucho más plenamente -digamos- falsificado, que puede ser…
    – Bueno. Estamos hablando de términos españoles de un idioma…
    ========================
    Tertulia Política 37

    ‘Hay’ -nuestro ‘hay’, en español- justamente incluye un ‘y’, que es un deíctico, y que por tanto en principio, debería depender -debería depender- del acto de hablar. Y lo que pasa es que por influencia de Filosofías y cosas [así], a veces ha llegado a emplearse ‘hay’ como si pudiera decirse en general
    ========================
    Tertulia Política 43

    no hace falta que nos creamos que el formularlo de esta manera en un idioma -por ejemplo en español o el lenguaje medio filosófico- es la única manera de descubrir la mentira de la Realidad. Simplemente lo hacemos porque tenemos que hablar, en esta guerra, en una lengua cualquiera, por ejemplo la que nos ha tocado, y al mismo tiempo dejarla a esa lengua que descubra sus propios errores, sus propias falsías; pero evidentemente, no somos caracoles
    ========================
    Tertulia Política 56

    aunque me he tenido que valer de un nombre, ¡qué le vamos a hacer!, hablamos en español, es decir, una de las lenguas de Babel condenada a toda clase de equívocos. Incluso para decir ‘no’ hay que empezar admitiendo el nombre
    ========================
    Tertulia Política 65

    Ésa, efectivamente, es la que trata de la Realidad, sus engaños, de la imposición del ser sobre lo otro, es decir, cuando hace lo que aquí estoy -estamos- tratando de hacer, a través de un idioma, eso sí, en Español Oficial Contemporáneo, porque la lengua ésa, la razón, no aparece en Realidad más que como idiomas -como idiomas-, la descubrimos o vislumbramos pero sólo aparece como idiomas. Y los idiomas encierran -muy tocante a tu cuestión, como sabes- la raíz del ídios, de lo personal, del idiota, y por tanto, efectivamente las lenguas tienen esta condición, no de que cada hablante posea personalmente la lengua, sino que el idioma en sí costituye una entidad (que puede ser hasta nacional) la cual es de… la cual es de índole… de índole personal
    ========================
    Tertulia Política 87

    Nosotros, lo mismo que estamos condenados, en general, a hablar un idioma, Español Oficial Contemporáneo, y nos cuesta un gran esfuerzo romper con esa idiomaticidad, lo mismo que estamos condenados (y esto más seriamente) a tener la forma de hablar que tenemos, nuestro idioma, humano, esto nos hace sordos, torpes, inhábiles, para entender y traducir el lenguaje de las amapolas y de las rocas; es lo más que podemos reconocer, decir que muy vagamente, a veces, sospechamos qué pueden querer decir; pero cómo es, cómo funciona, lo que implica de abstracción, lo que implica de influjo sobre otras formas de la Realidad, ni idea. No tenemos ni idea, estamos cerrados por nuestra idiomaticidad; como en el resto de las torpezas y de las ignorancias, lo que nos impide no es ninguna falta de inteligencia, sino una sobra de idioma; una sobra de idioma, una carga de información
    ========================
    Tertulia Política 102

    Desde luego, viene a establecer una conversión de las cuestiones aparentemente físicas en cuestiones lógicas; desarrolla una especie de lógica. Aquí de ordinario no estamos muy en esto tampoco, porque mi actitud, y la que trato de comunicaros, es que las cosas hay que decirlas en lenguaje corriente, en lenguaje de cada día, y que lógica de la que se puede uno fiar, es, a pesar de que se trate de idiomas, cosa tan perversa como por ejemplo el español, es lo que menos motivo nos da para desconfiar
    ========================
    Tertulia Política 103

    ‘Actualidad’ que es un término… actuality es un término que no corresponde a nuestra ‘actualidad’ sino al mismo tiempo corresponde a la situación de hecho. Es por tanto más venenoso en inglés que en español.
    ========================
    Tertulia Política 109

    Sí, sí, las dos cosas; efectivamente en la sintaxis española ese “a mí” con una coma, hace las dos cosas, primero uno está asegurando que al mismo tiempo que hace lo que haga con la cosa, él tiene su gusto; pero efectivamente “a mí, me gusta”, quiere decir que a ti puede gustarte otra cosa distinta; éso lo hace la sintaxis, y ésa es la diversidad de gustos que la Democracia requiere
    ========================
    Tertulia Política 116

    Claro, claro, tú lo estás diciendo defendiendo la actitud normal en español y en inglés, que es contra la que aquí estamos: hay que ampliar, no hay motivo para restringir en ese sentido la noción de “thing”, la noción de “cosa”
    ========================
    Tertulia Política 123

    Esto me recuerda, hace años [] que sacaba un artículo respecto a la feminidad del camino y de la mano. Una cosa que sigue -debería seguir- sorprendiéndoos en español también, porque la mano es la única palabra que… la única palabra en ‘o’ que es femenina, que es del género femenino en español. La única palabra en ‘o’ que es del género femenino, y esto es sumamente notable ¿no?
    ========================
    Tertulia Política 124

    Bueno, esto lo digo aprovechándome del español, que hace esta distinción en la lengua vulgar; las lenguas de ordinario confunden, pero en español se hace la distinción, y efectivamente, la cuestión de la situación del observador está ahí lo mismo

Responder a Estel Julià Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: