Hannes Broecker :: Arte para beber

Imagen de la exposición de Hannes Broecker

Esta no va a ser una de esas entradas con las que pierdo suscriptores, pero probablemente pierda alguna amistad… Y todo porque voy a ser sincero: que las inauguraciones de exposiciones reciben más o menos afluencia de público según la cantidad de amigos que tengan los artistas en cuestión es algo que pocos me discutirán. Quizá sea más polémico asegurar que el éxito de dichas inauguraciones no depende tanto del interés de esas amistades como de la cantidad de alcohol que en ellas se proporcione. Esa es al menos mi experiencia (siempre como amigo). Después están los demás días en que uno se puede acercar y disfrutar tranquilamente de las obras sin necesidad de pasear las copas y las sonrisas de un lado para otro.

El artista alemán Hannes Broecker ha llevado esta cuestión a su extremo y ha mostrado en su última exposición una obra bebible. La exposición tuvo lugar en Dresde y se tituló Bébete el arte (Drink away the art). Además del éxito garantizado, otro de los efectos interesantes de esta obra es que iba variando según los asistentes se bebían su contenido. Y en este caso no era sólo una cuestión de cambio de percepción.

(Nos dio la pista).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

2 comentarios

  1. sirva como advertencia a los abstemios que pensaran que se podía triunfar en el mundo del arte a base de zumos y buenos alimentos… 😉

    una abraçada màrius,

Responder a Paul M. Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: