Interiores obscenos (Justin Space o Brandt Botes)

Imagen de Interiores obscenos de Justin Space

¿Cuánto puede decir de ti una fotografía en la que apareces en tu casa? Justin Space encontró la respuesta viendo anuncios online para citas: puede decir mucho y no precisamente bueno. Para demostrarlo, realizó la serie Obscene Interiors: Hardcore Amateur Deco, publicada posteriormente como libro a modo de crítica al gusto estético de quienes se anunciaban. Es curioso el efecto de las siluetas, que consiguen abstraer las personas y generalizarlas (la reacción a las fotos sería bien distinta con los protagonistas intactos), pero las posturas que se adivinan son suficientes para que la abstracción no sea completa…

Imagen de Interiores obscenos de Justin Space

Brandt Botes tuvo una idea que comparte algunos rasgos con esta serie, entre ellos -lo que llevó a una reivindicación por parte de Space- el nombre: Obscene Interiors. Sin embargo, también son importantes las diferencias:

Imagen de Interiores obscenos de Brandt Botes

Botes toma las imágenes de revistas pornográficas antiguas y extrae a los actores para realizar una especie de tributo a la decoración de estas publicaciones de los años setenta. Ahora no nos enfrentamos con lo que la decoración dice de los personajes, sino del gusto estético de un periodo histórico.

Imagen de Interiores obscenos de Brandt Botes

Sinceramente, creo que es comprensible el enfado de Justin Space, pero sólo por este mundo extraño en el que vivimos. El arte siempre se ha alimentado de la copia (si se prefiere, se puede usar el término eufemístico de “inspiración”). Si Cervantes publicara el Quijote en el 2008, acabaría endeudado por todas las denuncias de plagio que le caerían. Claro que el modelo creativo era distinto entonces, que todavía no había ocurrido la revolución romántica, que el público gustaba de reconocer tanto como ahora gustamos de la originalidad… Pero, a pesar de todas esas barreras, no puedo dejar de pensar que estamos cortándonos las alas a nosotros mismos. La gente de Shape and colour (blog en el que me inspiro para esta entrada) dicen, tras publicar la queja de Justin y la disculpa de Botes, que “plagiarism is serious shit”. No podría estar más en desacuerdo.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.