Los adolescentes no tienen sexo (Bill Henson censurado)

Fotografía de Bill Henson

El fotógrafo Bill Henson protagoniza el último caso de censura del arte por gente que no sólo confunde lo que es real con lo que no, sino que además tienen el título de derecho y practican como jueces. La obra de Henson siempre ha sido ambigua con las edades y con las actitudes, pero esta es la primera vez que le clausuran una exposición con la acusación de vender pornografía infantil. A menudo ha sido tachada de sensacionalista o provocativa, lo que no es de extrañar: Henson lleva treinta años investigando los límites de la infancia y la juventud. Como Shane Danielsen comenta en su blog del Guardian, habrá que esperar a que los jueces entren en los museos y censuren las obras de Balthus (con la diferencia de que Balthus es bastante más explícito que Henson).

Danielsen lo resume del siguiente modo: la pedofilia no tiene defensa alguna, pero las obras de Henson no son explícitas y, por lo tanto, no hay nada que sustente la acusación. A mí me parece una defensa del arte a medias. Yo lo cambiaría por: la pedofilia no tiene defensa alguna, pero Henson no estaba realizando obras pornográficas, sino artísticas. Que los jueces las encuentren excitantes es otra historia…

(La pista consciente).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

2 Comments

  1. Pues lo de siempre, el poder que tiene el arte de evidenciar cosas por las que pasamos de puntilla. Uff su potencial es ilimitado…

    Y así, mientras los jueces andan decidiendo si esto es o parece pornografía infantil, tienen su casa patas arriba, parando casos verdaderamente importantes y de los que dependen vidas reales.

    A eso le llamo yo, maniobras de distracción.

    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: