Prohibido fijar carteles (Plakatieren verboten)

Imagen de la campaña Plakatieren Verboten en Viena

Los carteles publicitarios tienen, además de todas las responsabilidades de cualquier mensaje publicitario, una importante responsabilidad estética: sus imágenes y palabras forman parte de nuestro entorno y modifican el paisaje de nuestra cotidianidad. No creo que haga falta que diga que esta responsabilidad -como generalmente también las otras- es ignorada sistemáticamente. Hay muchas variables que entran en juego a la hora de diseñar un cartel, pero no parece que sea una de ellas el cómo afectará estéticamente a su lugar de colocación. La prueba está en que nos encontramos los mismos carteles en sitios completamente diferentes y en que su aparición suele ser estridente. Los anuncios llaman nuestra atención por muchos motivos, pero sobre todo porque están donde no debieran.

¿Quién decide qué cartel se puede colocar en cada lugar? Parece que hay dos sistemas fundamentales dependiendo de la ciudad. El primero es el que permite que cualquiera ponga carteles. El resultado, como te puedes imaginar, es ciertamente caótico. El segundo es el que da a alguien (al ayuntamiento o, más frecuentemente, a una empresa contratada por el ayuntamiento) el monopolio sobre las superficies donde está permitido fijar carteles, derivándose una prohibición para el resto de los sitios. El resultado, como te puedes imaginar, es igualmente caótico: el permiso es una cuestión de dinero.

En Viena acabamos de pasar el día uno de enero del primer sistema al segundo. Ha habido varias reacciones, incluyendo la creación del movimiento Freie Plakatierung, pero la que más me ha gustado es la que ves en las fotos: han llenado la ciudad de carteles donde se puede leer Prohibido fijar carteles (Plakatieren verboten). Me parece una idea increíble para luchar contra lo que los propios carteles anuncian.

En la foto de abajo, puedes ver estos carteles junto a su fuente de inspiración, una de las pegatinas oficiales.

Imagen de la campaña Plakatieren Verboten en Viena

0
Etiquetas :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.