Publicidad radical

Imagen de Cary Wolinsky para Helmut Lang

Publicidad radical (Radical Advertising) es una interesantísima -casi diría que necesaria- exposición organizada por el NRW-Forum Kultur und Wirtschaft de Düsseldorf. La obra que abre esta entrada es Victoria Australia de Cary Wolinsky para el diseñador de moda Helmut Lang. Traduzco de la página de la exposición:

…la transición del siglo XX al XXI marca un cambio de paradigma radical en publicidad.

Con el telón de fondo de la globalización, los 90 se convirtieron en la década del movimiento no-logo y del ‘ad-busting’, un ataque contra la confusión del ambiente semiótico de los mensajes publicitarios.

Imagen de Radical Advertising

La exposición está dividida en temas, todos complejos. La imagen de arriba se corresponde con el tema Pornografía adolescente y es parte de una campaña de Calvin Klein, toda ella cargada de imágenes sensuales de menores de edad (en el caso de la fotografía, 15 años). La búsqueda de la sorpresa o del shock ha llevado a la publicidad a jugar frecuentemente con las barreras morales.

Imagen de la campaña de Nissan Llaves perdidas

Los cambios no han sido, sin embargo, únicamente temáticos. Entre las nuevas formas de publicidad destaca la innovación de las campañas virales, a las que estamos tan acostumbrados ya en el ciberespacio. En este caso, se trata de una campaña de Nissan consistente en dejar por el suelo (en bares, conciertos…) llaves perdidas con una llavero en el que se puede leer: “No devolver en caso de pérdida. Mi nuevo auto Nissan cuenta con una llave inteligente con botón de ignición y ya no las necesito.”

Imagen de la campaña de American Apparel

La última tendencia advertida por los organizadores de la exposición es la de involucrar a los clientes en la elaboración de los anuncios. Probablemente recuerdes los anuncios de Dove o de ING, pero yo coincido con ellos en que los maestros a este respecto llevan siendo desde hace años los creativos de las campañas de American Apparel.

Imagen de Nike Football

[La industria de la moda] no sólo hizo atractivo vestir logos pirateados, sino que también empleó con éxito técnicas anti-publicidad en sus campañas. De esta forma, encabezó un cambio de concepto radical que supo incorporar ataques políticos y artísticos contra la publicidad en sus propias campañas.

La relación entre arte callejero y publicidad es especialmente delicada. Yo destacaría dos motivos. Por un lado, el arte de la calle nace como resistencia contra los estándares convencionales; es, por naturaleza, anti-sistema. Cabría pensar que un arte anti-sistema en un país capitalista debe ser sobre todo anti-publicidad y anti-dinero. ¿Qué ocurre entonces cuando el arte de la calle se compra y se vende? Por otro lado, este arte alternativo y básicamente ilegal carece de protección por parte del sistema. Esto se traduce -cada vez con más frecuencia- en la transferencia de ideas directamente y con coste cero desde el mundo undergroung al publicitario. ¿Para qué ser creativo cuando hay gente buena ahí afuera regalando imágenes maravillosas?

Imagen de Amnistía Internacional

Muy relacionado con esto están las campañas de guerrilla, cuyo nombre revela, al igual que las ideas, el origen extraoficial de los conceptos. Un ejemplo es esta campaña de Amnistía Internacional, Opinión Equivocada, que utiliza las rejas del alcantarillado.

Muchos de los anuncios utilizados en carteles y revistas en los 80 y 90 fueron concebidos para sorprender. No sólo revolucionaron la industria publicitaria, sino que también provocaron intensos debates entre el público. La controversia creada por Benetton, por ejemplo, fue tan intensa que algunas revistas se negaron a publicar los anuncios que mostraban prisioneros condenados a pena capital en los EEUU y algunos centros dejaron de vender productos de esta marca.

Los 90: shock radical – la publicidad como un medio de ataque.
El 2000: vida radical – la publicidad como un medio de tomar contacto.
Del 2010 en adelante: moral radical – la publicidad como medio de cooperation.

Yo no veo clara la justificación para ese optimismo con respecto a la publicidad a partir del 2010 (yo me la imagino más bien cada vez más personalizada e intromisiva), pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde…

(La pista).

P.D.: Mientras terminaba de escribir esta entrada, me he encontrado en Blod Blog con el siguiente anuncio de Bayer que creo que tiene bastante que ver con algunos de los temas mencionados…

Imagen de Bayer

P.D.2: Y después con esto

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.