¿El fin de la Escuela de Cerámica de la Moncloa?

Manuel Sánchez-Algora me manda un mail en el que me avisa de un nuevo ejemplo de cómo los políticos cada vez son más voraces en la aniquilación de lo que -a mi parecer- realmente debería tener valor en un ayuntamiento a cambio de lo que tiene valor en sus propios bolsillos. Cito de la entrada de su blog “Quieren cerrar la puerta de la ECM“:

La Escuela madrileña de Cerámica de la Moncloa, por primera vez en casi 100 años, no abre sus puertas para iniciar un nuevo curso. De forma inesperada y unilateral, la titular del Área de Familia y Asuntos Sociales, Dña. Concepción Dancausa ha dado orden de paralizar las matriculaciones y posponer el inicio de curso, en base a informes que alertan sobre el deterioro de la escuela, especialmente en lo que se refiere a la instalación eléctrica.

Las razones por las que estos informes se tienen en cuenta ahora y no hace tiempo, dado que los síntomas de deterioro del Centro vienen siendo evidentes desde hace años, se confunden entre excusas, contradicciones, rumores y especulaciones de todo tipo. Pero lo único cierto, sin lugar a dudas, es que este cierre, temporal o no, puede ser el principio del fin de una Escuela que está a punto de cumplir 100 años y que fue fundada, en 1911, por D. Francisco Alcántara, profesor de la Escuela de Artes y Oficios, intelectual y uno de los mejores críticos de arte de la época. En sus aulas impartieron clases artistas como Sorolla, Benlliure, Zuloaga, Vázquez Díaz …. y en ella han aprendido otros muchos artistas contemporáneos, ya consagrados.

No se concibió la escuela como una más de Artes y Oficios, ni como un simple centro cultural para entretenimiento de ociosos, sino como una Institución inspirada en la utopía regeneracionista que dio vida a la Institución Libre de Enseñanza, como alternativa a la enseñanza oficial. Se trata, todavía hoy, de una Escuela viva que quiere proyectarse al futuro y que da amplio margen a la libertad y a la creatividad, que proporciona un tipo de enseñanza integral, a la que no es posible acceder en ningún otro centro, lo cual la convierte en única y en pieza clave del Patrimonio cultural de Madrid.

Como suele suceder, sobre todo en estos tiempos en que los intereses económicos y las confrontaciones políticas relegan a un último plano el compromiso, siempre insuficiente, con la cultura, parece ser que no hay dinero para curar las grietas que, años de abandono y desidia, se han abierto en nuestra Escuela, pero no estamos dispuestos a aceptar que esto se convierta en una excusa para cerrarla.

Esperemos que esta vez no se salgan con la suya (y estaremos atentos a través del blog de Manuel para apoyar las medidas que se tomen para evitarlo).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

1 comentario

  1. !No al cierre de la escuela de ceramica del ayuntamiento!
    Menos dinero para obras faraónicas y de dudosa eficacia y mas dinero para el fomento de la cultura y de las enseñanzas artísticas.
    Como en muchas cosas de la vida con dinero se solucionaria el problema de seguridad, mas concretamente con unos 6000 euros, ésto se solucionaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: