¿Los políticos y sus instituciones ayudan al arte contemporáneo?

La obra Peregrinación cultural de DosJotas me viene que ni pintada para inaugurar una nueva encuesta en el blog. En un momento en que los museos de arte contemporáneo y las instituciones de fomento de estos artes (desde el videoarte hasta el graffiti) parecen reproducirse como setas, no puedo evitar hacerme -en realidad: hacerte- algunas preguntas. Por un lado, no me queda del todo claro a qué se debe este interés tan intenso. ¿Por qué cada ayuntamiento quiere tener su museo? ¿Por qué el arte es una preferencia en las inversiones de las instituciones comerciales? Si alguien sabe la respuesta, se agradecerá que nos ilumine en los comentarios…

Por otro lado, tampoco tengo claro si este apoyo, a veces desmesurado, es beneficioso para la creación. Sé que muchxs de quienes seguís Malos tiempos sois artistas y que la pela es la pela… Pero, ¿se puede concebir un arte contemporáneo sano sin apoyos políticos? ¿Son necesarios sólo para cierto tipo de arte que requiere de fuertes inversiones? O, incluso, ¿se podría pensar que esos apoyos restringen la creatividad porque convierten a los políticos -conservadores por definición- en comisarios?

Aquí te dejo la encuesta -y debajo de la entrada el formulario de comentarios como siempre- para ver si nos aclaramos entre todxs:

{democracy:4}
Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

8 comentarios

  1. que se entiende por arte sano? en mi opinion son malas pero por que ayudan a la supervivencia del arte contemporaneo, y no es que sea un conservador ni retrogrado, sencillamente considero que se ha individualizado tanto el arte, que la inmensisima mayoria de artistas hacen cualquier basura con tal de ser original.
    si lo que se pretende es que se siga fomentando este tipo de arte, pues bueno, entonces creo que si que son positivos los apoyos.

  2. Creo que puedo darte algunas respuestas a tus preguntas, al menos desde mi posición personal.

    Esta claro que la mejor herramienta de propaganda de los gobiernos democráticos en las sociedades contemporáneas es el arte. El arte contemporáneo refleja unos valores que podemos asociar a los valores que quieren promover nuestras “democracias”: libertad de expresión, libertad de experimentación e investigación que se puede asociar a una idea de “progreso” y sobre todo se nos aparece como una expresión de “libertad individual”, y en una sociedad como la nuestra en la que se prima la libertad individual por encima de cualquier otro modo de actuar colectivo o comunitario (la típica carrera de ratas del capitalismo avanzado por llegar a ser el consumidor modelo)el arte como realización personal aparece como un “modelo de conducta”. Y en esta tesitura incluso el arte mas contestatario vendrá a reforzar los valores propios de la sociedad democrática ya que en último caso, el que ese arte sea expuesto por las instituciones culturales será una muestra de la tolerancia de las instituciones políticas que pueden acoger incluso su propia crítica.

    En esta situación no se trata tanto de conseguir hacer un “arte sano” como indicas, sino de preguntarnos como el artista puede invertir ese proceso de utilización de su subjetividad o de su proceso de creación de significado autónoma e independiente. Hace unos meses, Amador Fernandez-Savater lo explicaba muy bien en su articulo titulado “El nuevo régimen cultural”, diciendo que ante la omnipresente sombra del paraguas institucional que cubre la Cultura, muchos de los productores culturales son “emboscados” que tratan de pasar de contrabando contenidos críticos, verdaderos.

    El productor cultural como cualquier otro profesional necesita vivir y muchas veces plegarse a las exigencias de las instituciones, es justo ahi donde primero ha de aparecer una conciencia autocrítica. Como decia Amador: “no hay “afuera” posible para los trabajadores culturales: se lucha “en y contra” el mercado” (y en ese mercado incluimos a la institucion politica o cultural).

    Por supuesto tambien podremos recurrir al vandalismo, a la acción directa o a la más absoluta negatividad, y ahi no hay disquisiciones como la que estamos planteando. Pero ahi no esperes ayuda, ni subvención, ni difusión, ni legitimación.

    A lo que voy es que creo que este es un asunto complejo que no pueden abarcar las 3 cuestiones que planteas. Ya no hay manifiestos, ni modelos de conducta, y ademas estamos amenazados con la neutralización constante de los significados que queramos proponer por parte de las intituciones. Para evitarlo no hay formulas, no hay instrucciones y ademas tenemos que trabajar contra nosotros mismos.

    Un panorama excitante ¿no?

  3. El apoyo institucional és un recurso económico que tiene el artista contemporàneo para continuar con su desarrollo artístico.

    Pero no sé a qué te refieres con apoyo político.

    Arte és como se dice y política és lo qué se dice… se puede estar a fabor o en contra de la práctica política dominante (tanto si está representada por institución guvernamental como si se trata de una corriente de pensamiento subalterna), pero esto no determina a priori que el arte sea mejor o peor.

    El mal arte és aquel que prioriza lo político por encima del arte (tanto si és prosistema como antisistema como anecdótico).

    Resumiendo; el apoyo político se puede dar como algo nocivo en el arte en qualquier circunstància, tanto si el artista tiene que dividir la pràctica artística con otra fuente de ingresos económicos como si no.

  4. Primero no considero a España como país paradigma que apoya la cultura y por ende el arte. Esta, al ser escaparate propagandistico de una política, se subvenciona. Con la subvención queda neutralizada la independencia del arte, algo fundamental para la creación, y al mismo tiempo tienen unos artistas plegados, amansados a los intereses del poder. El artista de alguna manera siempre está en la cuerda floja, ha de vivir y dificilmente se consigue haciendo arte…….A la administración le competería crear las infraestructuras necesarias para dar acceso a los creadores sin la intervención de políticas dirigidas a intereses ajenos al propio hacer artístico. Potenciar la creación de un mercado privado, lo que conllevaría una política educacional más coherente y crítica……..
    El tema de las subvenciones, lo que yo llevo observado, a parte de su inutilidad, al no tener tampoco unos criterios serios, ni claros de lo que es o no en el arte, al menos en las Comunidades que conozco, son otorgadas de manera arbitraria. De igual modo una galeria de arte no puede mantenerse a costa de subvenciones, es irrisorio. Y en definitiva la persona que quiera dedicarse al arte ha de pensar hacia donde a de emigrar tanto para formarse como para tener alternativas.
    Es posible que mi visión esté muy condicionada por el lugar donde vivo e intento crear

    Un saludo

  5. Como siempre, comentarios muy interesantes!

    Quería matizar alguna cosa que parece que no he sabido explicar. Por un lado, la idea de arte sano que tanto vjs como Pablo mencionan. Yo lo utilizaba en contraposición a contaminado en el sentido de arte que se desarrolla bajo la libertad creativa necesaria. No pretendo juzgar lo sana que es una manifestación artística más allá de eso.

    En cuanto a lo de apoyo político, que me pregunta Robert, no iba con la intención de desligar el arte de la política de forma absoluta (tendría que cerrar el blog…), sino que lo utilizaba en el sentido de apoyo institucional. No voy al arte político, sino al arte comisariado por políticos (que puede llegar a ser lo opuesto en muchas ocasiones).

    Estoy con Pablo en el uso del arte por los políticos como herramienta propagandística y creo además que, como menciona Isabel, en España este uso está especialmente sesgado en esa dirección. Por cierto que esta relación de arte-propaganda puede ser una arista interesante para estudiar dentro de la compleja relación actual entre el arte y la publicidad.

    Por último, estoy con Pablo en que la encuesta es demasiado simplista para el tema que trata (mea culpa), pero al menos nos está sirviendo como pretexto para esta discusión…

    un saludo!

  6. Qué buena discusión. Me parece super interesante lo que dice Pablo, y a propósito está el famoso caso del apoyo de la CIA al expresionsimo abstracto. Escribí un post sobre el tema que quizás les pueda interesar (seguir enlace a mi blog).

    En la votación, yo elegí la opción del medio: ayudan al arte subvencionando obras que de otra manera no se financiarían. En realidad, no sé si es esto lo que la adminstración pública hace, pero es lo que debería hacer, con un sentido de equidad social. Es decir, apuntalar las manifestaciones creativas de todos los ciudadanos para que estos tengan oportunidades de desarrollar sus proyectos artísticos. Después se premiará más aquello que sea de mayor calidad, y estos estímulos (económicos y de cualquier tipo), deberían estar controlados también por los actores sociales del arte, no solamente por }el Estado. Es decir, tendría que haber participación de las distintas asociaciones y organizaciones culturales de la sociedad civil.

    Finalmente, como decía Hervbé Fisher, el Estado tiene que garantizar que todos podamos acceder a los medios para producir cultura.

  7. Cualquier subvención es una bendición para el que la requiere y la consigue; para el que la obtiene sin merecerla es un trofeo más en su colección de privilegios. Tanto el que otorga , como el que recibe son humanos con sus debilidades.
    Entonces lo ético del asunto es muy claro para los interesados que saben como aprovechan un determinado medio, recordemos que los dirigentes vienen con la marea de los tiempos y las sociedades adoptan sus valores a la supervivencia; Cosa que termina reflejandose en las obras de Arte y cuando su mensaje perdura no nos preguntamos cómo hizo su autor para subsistir en los comienzos. Gracias por dejarme participar y los invito a conocer un proyecto: Un Museo Virtual en nuestra web.

  8. los gobiernos rojos comunistas dictatoriales absolutistas y totalmente antidemocraticos tambien aman apadrinar el arte
    el arte que les conviene claro

Responder a Isabel Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: