El plan

Tenía un plan. Saldría de casa a las siete cuarenta y cinco en dirección Plaza de España. Allí cogería la línea diez de metro a Santiago Bernabeu. El trayecto duraría unos quince minutos. Sobre las ocho y veinte, ya en el destino, buscaría The Wallis, un pub recomendado por La guía del ocio por su elegancia y buenos cócteles. Tenía la indumentaria perfecta, incluyendo una corbata roja de cincuenta y cinco euros que había comprado para la ocasión. Sabía lo que bebería: dos gin ácidos (en La guía indicaban un precio para las copas de entre ocho y nueve euros). Probablemente le pondrían algo para picar y con lo que entretenerse en caso de que los tiempos de su plan no fueran exactos. Estaría bebiendo algo más de una hora, lo suficiente para dejarse ver y observar la clientela. Había conseguido hacerse una imagen bastante nítida de cómo sería esta. Después de la publicación de la buena crítica, era seguro que el local sería frecuentado por un número elevado de personas. Por los adjetivos que había elegido el redactor, era lógico pensar que la proporción de mujeres sería alta.

Aquella hora larga sería suficiente para elegir. Después se acercaría a la ideal, la invitaría a un cóctel (ya sería su tercero, no podría faltarle valor) y aprovecharía para preguntarle lo más interesante de su vida y para contarle lo que más podría interesar de la suya propia. Lo más importante es que le explicara el resto del plan, si no con todos los detalles, sí con los suficientes para que se comprendiera su atractivo. Era un plan con un buen final. Al fin se intercambiarían los números de teléfono y apenas podrían dormir por el ansia de una nueva cita que se produciría en dos o tres días (él iba a esperar a ser llamado). El resto es historia. Ahora es feliz.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

1 comentario

  1. Parecía más bien que estaba planeando una especie de ataque suicida… 🙂
    ¿O acaso es eso exactamente lo que estaba haciendo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: