Intermitentes del 13 al 16 de Marzo

Stencil de Miss Link

Aquí­ van los intermitentes del 13 al 16 de Marzo:

Stencil de Ralf Kempken

1 pensamiento en “Intermitentes del 13 al 16 de Marzo”

  1. Muy correcta la declaración: son malos tiempos para la lírica …y para el arte en general. El apropoiacionismo es una corriente que consiste en apropiarse de imágenes y reutilizarlas y se ha fechado su inicio en 1977. Para apropiarse de una imagen hay que localizar y descodificar el mito o signo fijado por la sociedad; Cindy Sherman reutiliza la imagen de Marilyn Monroe y la reinterpreta como un signo de crisis y posteriormente se reubica a Marilyn en otro contexto, sea un museo o una revista o un catálogo. Richard Prince refotografía los carteles de Marlboro para evidenciar la mitifiación del masculino americano. Ejemplos de principios de los 80, inteligentes y con un humor muy sutil. Pasados casi 20 años, estamos en un momento de proliferación apropiacionista sin argumentos nuevos (la apropiación de un fotograma de Buñuel -no es la imagen visible en esta web-, por Kempken o la apropiación que Banksy hizo de los policías besándose, ambas obras transformadas en stencils con herramientas digitales). Esta nueva forma de apropiación demuestra una crisis creativa individual, pero por otro lado, demuestra la tendencia del público: lo popular a manta. Por otro lado, cuando uno se apropia de la imagen de Buñuel y el otro del beso de Blue Noses, es para utilizar los referentes como códigos; el problema es que el primero es australiano y buñuel le resulta suficientemente exótico. Banksy tiene la misma excusa: la fotografía de los policías fue censurada al poco de exhibirse en Rusia. Posteriormente cuentan con otro factor: hoy todo el mundo es fotógrafo y periodista: quien no tiene un móvil y un blog? El arte de adecua a la inteligencia media, de modo que todo lo vaticinado por Jose Luis Brea…y ¿para qué? ¿para ver basura? Vuelvo a los grafiteros: qué aportan? La imagen de Buñuel: nada. El beso entre dos policías denuncia el mito del homosexual afeminado, eso es evidente. Pero aporta algo su versión graffiti? Si: es una pintada callejera, un acto clandestino que refuerza su intención política (que no, en absoluto, el significado de la imagen original). El problema estriba en las propias imágenes: me repito: son lo que el público quiere ver y difundir en la red. Una niña volando gracias a unos globos, un hombre realista graffiteando o los polis comiéndose la boca: efectismos, malabarismos, anécdotas. Hoy no se andan con adivinanzas duchampianas. Tú lo has dicho, malos tiempos para la lírica.

Deja un comentario