Neuve cuisine

Ya no es suficiente un cuello más o menos limpio ni una sangre razonablemente joven a la mesa del banquete eterno. La rutina atrae los encantos y peligros del refinamiento y nos arrastra a investigar las uniones que originaron cada gota. Pronto se hacen evidentes las diferencias entre los jugos de una hija de reyes, gordos y pausados, y los de una huérfana del barrio de Escarpé, sigilosos y amargos. En el fondo del paladar, el regusto extraño y ya imposible de las épocas acabadas.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription