Como los lemmings

El piloto de aviación Türkan Arkin tuvo la fuerte impresión de haber nacido con el destino ya escrito como si fuera un lemming. A pesar de ello y de unos orígenes humildes, se fue adaptando más bien que mal a las etapas de la vida apoyado en una perseverancia genética y en algunos golpes de suerte a los que se fue acostumbrando con desconfianza.

No podría haber dicho en cualquier caso que la orden del coronel Gadafi de bombardear la población civil de Brega le hubiera pillado por sorpresa. Se había preparado para la misión con habilidad mecánica, la misma con la que se dispuso frente a los controles de su aparato cuando llegó el momento. Al ver en el aire la hilera que lo seguía, entendió por primera vez lo que significaba realmente ser quien era. A diferencia de los lemmings, él fue el único que decidió saltar.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription