Despedida de Stefan Zweig

La muerte de Stefan y Lotte Zweig
La muerte de Stefan y Lotte Zweig

Me acaban de regalar un libro (¡gracias Ana!) que es una lectura de lo más recomendable. Se titula El exilio alemán (1933-1945). Textos literarios y políticos y es una cuidada recopilación de intensos fragmentos realizada por la experta germanista Ana Pérez. En ella encontramos muestras breves de lo que pensaron y sintieron los intelectuales austriacos y alemanes con el progresivo triunfo del nazismo en sus respectivos países. Está dividido en secciones temáticas desde “El tercer Reich” hasta “Perspectivas y retrospectivas”. Una de las más potentes para mí es sin duda “Los que se quedaron en el camino”.

El escritor Stefan Zweig entra dentro de esta categoría, encontrado muerto en su cama junto a su mujer en su casa del exilio en Petrópolis, Brasil, como puedes ver en la imagen. De sesenta y treinta y tres años, Stefan y Lotte dijeron adiós tras la ingesta de un sedativo. En el caso de Stefan, la despedida fue en realidad una carta de agradecimiento a su patria adoptiva. Ana Pérez nos la traduce y publica en el libro:

Antes de dejar la vida por mi propia voluntad y en pleno uso de mis facultades mentales, me urge cumplir con un último deber: agradecer de todo corazón a este maravilloso país que es Brasil que nos haya ofrecido a mí y a mi trabajo una tregua tan bondadosa y hospitalaria. He aprendido a querer a este país más cada día y en ningún otro lugar me hubiese gustado más reconstruir de nuevo mi vida, una vez que el mundo de mi propia lengua se ha hundido para mí, y Europa, mi patria espiritual, se ha destruido a sí misma.

Pero una vez cumplidos los sesenta años haría falta una fuerza especial para empezar otra vez de nuevo. Y las mías están agotadas por los largos años de peregrinar sin patria. Por eso me parece mejor concluir a tiempo y con ánimo sereno una vida para la que el trabajo espiritual siempre fue la alegría más pura y la libertad personal el mayor bien sobre la tierra.

Saludo a mis amigos. ¡Ojalá puedan aún ver el amanecer! Yo, demasiado impaciente, me adelanto a ellos.

22 de febrero de 1942

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.