Experimentos domésticos

Por defecto profesional, he convertido en un experimento el sexo con mi cyborg.

Como cualquier otra, está programada de serie para desearme en cualquier circunstancia, disfrutar de cada uno de mis antojos y ser feliz. Cada vez pervierto algo más la naturaleza de nuestros encuentros. Son sólo juegos grabados para analizar después en mi pequeño laboratorio. Limito pacientemente los condicionantes. Ambiente preferiblemente nocturno. Atención a todos sus movimientos para anticiparme y que el placer sea más fácil. Me fuerzo a amarla. Hace tiempo que aprendí a olvidar que comparto esos momentos con un alma de metal.

Lamo con los ojos la pantalla cada mañana buscando el más mínimo indicio de algún progreso, pero ella no olvida. Me desea, me disfruta y es feliz.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.
A %d blogueros les gusta esto: