Hay alternativas

Fotograma de Koyaanisqatsi
Fotograma de Koyaanisqatsi

…hay que dejar claro que este endeudamiento no se debe, como a veces se dice, a que los españoles hayamos vivido “por encima de nuestras posibilidades” sino a que los salarios han estado por debajo de nuestras necesidades.

[…]

Un fenómeno curioso que se ha producido en los últimos años en España es que mientras que se impulsaba y facilitaba el endeudamiento privado y nadie ponía objeciones a ellos se ponían todo tipo de pegas y frenos al del Estado. Esto es algo que debería resultar sorprendente porque el endeudamiento público aporta mucha más riqueza y menos riesgos que el privado. En España el endeudamiento público se ha destinado normalmente a crear capital social y estructuras de bienestar colectivas mientras que el privado se ha concentrado en la adquisición o rehabilitación de viviendas (75 por ciento), muy poco en el consumo (12 por ciento) y casi nada en la actividad productiva (6 por ciento).

[…]

El informe económico de la Presidencia del Gobierno de 2007 (p. 44) quizá sea una manifestación clara de la imprevisión y del despiste con que se ha actuado frente a una crisis que se estaba ya anunciando por multitud de analistas: “El riesgo de una desaceleración brusca como consecuencia de comportamiento del mercado hipotecario norteamericano o del déficit por cuenta corriente de Estados Unidos es bastante reducido”. Y dirigentes de ambos gobiernos, como el gobernador del Banco de España a propuesta del Partido Popular, Jaime Caruana, o el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, hicieron oídos sordos a la denuncia de los inspectores del Banco de España que en una carta a ambos les advirtieron del riesgo que suponía dejar que aumentara el endeudamiento que estaba generando en beneficio propio la banca española.

[…]

Todo ello, la mitificación del dinero, la universalización de lo mercantil que lleva a que todas las dimensiones de nuestra vida humana se hayan puesto en venta, la avaricia descontrolada, el cultivo del egoísmo y el fomento de la desinformación o la constante manipulación de las conciencias, nos indica que si todo lo que hemos comentado se ha podido producir es porque alguien con demasiado poder ha logrado poner el mundo “patas arriba”, invertir los valores y las prioridades y llevarnos a los seres humanos por un camino que no es el que nos permite alcanzar plenitud como tales y que no es otro que aquel en el que predomina la cooperación y no la competencia agresiva, la solidaridad y no el combate, la paz y no la violencia.

Fragmentos de Hay alternativas: Propuestas para crear empleo y bienestar social en España (descarga en pdf), de Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa. Lectura obligatoria para contrarrestar el timo masivo de los medios de comunicación. El prólogo es de Noam Chomsky. Yo aprovecho la ocasión para recomendar también EconoNuestra, un colectivo de economistas que plantean otras alternativas.

La imagen de arriba es un fotograma de Koyaanisqatsi: La vida sin equilibrio, película de Godfrey Reggio, Philip Glass y Ron Fricke (lo siguiente es una muestra a través de uno de los temas de Glass).

1 pensamiento en “Hay alternativas”

Deja un comentario