No hace falta que me lo digas

No hace falta que me lo digas. Lo sé. Las mirabas como si me vieras a mí, les dijiste mis promesas, les alabaste mis virtudes, te encaprichaste en ellas de mis cosas, amasaste sus carnes, baboseaste sus rincones, llenaste sus coños de ti como si ellas hubiesen sido yo.

Te sentiste con ellas como si estuvieras conmigo antes incluso de saber siquiera a ciencia cierta que yo existía.

Y ahora me pides la vida a traición contándome historias que no hablan de mí.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription