Vacío mágico

El rumor había corrido por Astalama hasta crear una expectación inédita.

Llegada la hora, el protagonista se sitúa ante su público como ha hecho casi todas las noches de su vida, con el aplomo pulcro heredado de la importante tradición de magos europeos, con los ojos encendidos por la excitación premonitoria y las manos encajonadas en un hueco del aire.

Cuando hasta la última respiración queda en suspenso y la atención es la requerida, da inicio al breve prodigio. Nada por aquí, nada por allá: el vacío.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription