¿Aprender a hablar una segunda lengua puede cambiar el modo en que ves el mundo?

Sapir-Whorf, chiste de SpeedBump
Un nuevo artículo, esta vez en la revista Science, sobre cómo las lenguas determinan la forma en que vemos el mundo. Se centra en el último estudio del psicolingüista Panos Athanasopoulos de la Lancaster University en el Reino Unido. Lo interesante para mí es que no plantea si dos personas con distintas lenguas pueden ver las cosas de manera diferente, sino si una misma persona bilingüe posee «dos mentes» para observar la realidad.

…se interesan en una diferencia particular sobre cómo el inglés y el alemán reflejan los sucesos. El inglés tiene herramientas gramaticales para situar los sucesos en el tiempo: «I was sailing to Bermuda and I saw Elvis” («Estaba navegando a Bermuda y vi a Elvis») es diferente de «I sailed to Bermuda and I saw Elvis» («Navegué a Bermuda y vi a Elvis»). El alemán no tiene este rasgo. Como resultado, los hablantes de alemán tienden a especificar los comienzos, las mitades y los finales de los sucesos, mientras que los anglófonos obvian los finales y se centran en el suceso en sí. Ante la misma escena, un alemán podría decir «Un hombre abandona la casa y camina a la tienda» mientras que un inglés diría «Un hombre camina».
[…]
Los hablantes bilingües parecen cambiar de una perspectiva a otra dependiendo de la lengua que esté más activa en sus mentes. […] Pueden cambiar de perspectiva con la rapidez con la que cambian de lengua.

El planteamiento es interesante y las conclusiones aún lo son más. Dice Athanasopoulos que “Teniendo una segunda lengua, tienes una visión alternativa del mundo. Puedes escuchar música con un único altavoz o puedes escucharla en estereo – Es lo mismo con el lenguaje”. Más allá del diseño de los experimentos, creo que sus resultados coinciden con la sensación que hemos tenido muchos al sumergirnos en una segunda lengua. ¿O no?

 

*La investigación, según la describe el artículo, me provoca algunas dudas metodológicas basadas en el tamaño de la muestra que han estudiado y de las condiciones de los experimentos. En lo que a lingüística se refiere, no puedo evitar cierto rechazo frente a las pruebas «de laboratorio» con unos pocos voluntarios.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.