Comunicado para la convivencia en paz

Pacto de convivencia

Hay momentos en los que es más importante que nunca acordarse de aquello de que la unión hace la fuerza. Por eso se agradece que un grupo muy importante de entidades hayan decidido no escuchar el ruido de los políticos y de los medios, y se hayan decidido a trabajar juntos para defender una sociedad tolerante y pacífica.

Esta nueva plataforma, llamada Pacto de convivencia, está formada hasta el momento por instituciones religiosas (Arzobispado de Madrid, Comisión Islámica de España, Federación de Comunidades Judías de España, Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España), entidades sociales (Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, Consejo de Víctimas de Delitos de Odio y Discriminación, Movimiento contra la Intolerancia, Plataforma del Tercer Sector, Diaconía España), universidades (Crue Universidades Españolas) y colegios profesionales (Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, Ilustre Colegio de Abogados de Madrid). Entre todas representan a muchos millones de ciudadanos en España. Además, la plataforma cuenta con el asesoramiento de expertos de diferentes universidades y con la presencia de la Fundación Pluralismo y Convivencia como observadora. ​

El primer comunicado, que hicieron público ayer, se titula Con las víctimas, en defensa de la paz y de la convivencia. Es un texto importante por el carácter inédito de la iniciativa y porque da muchas pistas de los fundamentos que hay detrás de esta plataforma. Creo que es importante que difundamos este primer paso esperanzador que nos permite pensar que, a pesar del circo de estas semanas, hay gente en instituciones y entidades grandes dispuesta a ayudarnos a construir una sociedad mejor. Sin olvidar que la fuerza se la dan sus “representados” (que somos nosotras y nosotros), es muy valioso que la apuesta de las coordinaciones sea clara y decidida.

Reproduzco el texto íntegro:

La plataforma Pacto de Convivencia, integrada por las organizaciones de la sociedad civil e instituciones que suscriben, queremos expresar nuestro dolor, afecto y solidaridad a las víctimas de los ataques terroristas sufridos en Barcelona y Cambrils, a sus familiares y amigos, y a toda la ciudadanía conmocionada por estos hechos que condenamos de manera absoluta y sin paliativos. Con convicción firme y voluntad de trabajo reafirmamos nuestro deber cívico para la construcción de la convivencia y la cohesión social, y el propósito de trabajar juntos para lograr una sociedad que anhela convivir en la pluralidad y el máximo respeto mutuo;

Nos unimos a todas las personas que rechazan y condenan estos atentados terroristas, y repudiamos la instrumentalización religiosa que efectúan organizaciones criminales como DAESH al servicio de una intolerancia fanática que solo deja tras de sí el dolor y el sufrimiento de miles de personas inocentes en todo el planeta.

Denunciamos y condenamos también las reacciones de islamofobia, los ataques a mezquitas y centros musulmanes, y los actos de incitación al odio en todas sus formas generados en los últimos días en España. Ante los discursos y delitos de odio reclamamos la intervención de las autoridades de nuestro país. Expresamos también nuestra solidaridad con las víctimas de los mismos.

Pedimos a las instituciones y a la ciudadanía la mayor solidaridad con las víctimas del terrorismo y un esfuerzo común para la erradicación de estas organizaciones de integrismo criminal. Instamos también al máximo compromiso activo en defensa de la dignidad de las personas, los derechos humanos y los valores democráticos para la construcción de sociedades tolerantes, de acogida e inclusivas. Para ello hacemos hoy un llamamiento a la prevención activa de la radicalización violenta y, en especial, a la protección de los menores ante la misma.

Las entidades que suscriben este Pacto de Convivencia expresan su intención de desarrollar todo tipo de iniciativas a su alcance, entre las que no se descartan convocatorias a la movilización ciudadana que, en el marco de sus objetivos de prevención e intervención contra la radicalización hacia el extremismo violento, contribuyan al fomento de la convivencia en una sociedad democrática, pacífica, libre e igualitaria.

Deja un comentario