Humanidades + Digitales : Cuánto contaminas por navegar en la red

Imagen de CO2GLE de Joana Moll
El activista tibetano Tashi Wangchuk
El activista tibetano Tashi Wangchuk

Cuánto contaminas por navegar en la red

En Palabras invasoras le dediqué cierto espacio a llamar la atención sobre el engaño que hay detrás de la metáfora de las nubes cuando la aplicamos al mundo digital. La imagen blanca y algodonosa puede alejarnos de la realidad que representan: servidores electrónicos que consumen altas cantidades de energía y que suelen protegerse bajo tierra. Ahora me he encontrado con el trabajo de Joana Moll, que parte precisamente de la idea de que la información digital es muy contaminante. De hecho, el propio Google aceptó en el año 2009 que cada uso de su blanquísimo recuadro de búsquedas suponía 0.2 gramos de contaminación. La consultoría medioambiental británica Carbonfootprint estima que cada búsqueda implica en realidad entre 1 y 10 gramos de CO2.

Imagen de CO2GLE de Joana MollEl arte de Moll nos pone más fácil hacernos una idea sobre el significado de esto. Cada segundo en Google equivale a la capacidad para asimilar CO2 de 23 árboles. Puedes tenerlo ante ti visualmente visitando su proyecto DEFOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOREST. También puedes ver cuánto CO2 emite Google en directo en el proyecto CO2GLE (con cálculos del 2015).

Ni que decir tiene que le ha tocado a Google por ser el gigante que es, erigido en símbolo de todo Internet. Sin embargo, el problema es el mismo con cualquier otra página, especialmente cualquiera que tenga un tráfico desmesurado.

Tu lengua puede llevarte a la cárcel

No es algo nuevo, pero no pierde por ello nada de su tristeza. La lengua que una persona habla sigue siendo una característica de riesgo en buena parte del planeta. Nos hemos enterado de tres ejemplos esta semana que vienen desde dos lugares muy distantes. Dos mujeres fueron detenidas en Montana (EEUU) y el guardia negó la acusación de haberlas detenido por su raza (racial profiling) diciendo que la lengua era lo que le había hecho sospechar. Hablaban español. Cabe recordar que los EEUU son el segundo país del planeta -por detrás solo de México- con más hablantes de español. Más que en España. Quizás no tanto en Montana, pero el agente tenía que haber aterrizado desde Marte esa mañana para que el español le sonara tan extraño como para acusarlas de sospechosas.

Hay otro caso reciente en los EEUU, donde parece que la aversión contra lo hispano se ha visto reforzada tras las últimas elecciones (¿y a quién podría extrañarle?). Esta misma semana se hizo viral un vídeo en el que un abogado neoyorquino amenazaba a los trabajadores de un local con llamar a inmigración porque le molestó que hablaran en español entre ellos.

En un contexto muy diferente, el activista Tashi Wangchuk fue detenido en China en el año 2016 acusado de independentismo por haber hablado en una entrevista para el New York Times sobre la importancia cultural de mantener la lengua en el Tibet. La noticia ha resurgido ahora al descubrirse que sigue en la cárcel y que no tiene visos de ser liberado hasta el año 2021.

Estoy leyendo

El texto Bad TV de Andrea Long Chu para N+1 está muy bien escrito y da para pensar sobre el fenómeno #MeToo desde una perspectiva nueva: su valor televisivo. ¿Puede funcionar o fallar una reivindicación según cómo quede ante las cámaras? Creo que sabemos la respuesta y precisamente por eso es excitante sumergirse en un artículo que nos obliga a reflexionar sobre ello.

Andre Perry avisa en Who benefits from research on racial disparities? de que debemos ser cuidadosos a la hora de presentar datos estadísticos sobre discriminación si no queremos intensificarla.

Katy Jordan y Martin Weller han publicado una interesante investigación sobre la relación de la academia con las redes sociales: Communication, collaboration and identity: factor analysis of academics’ perceptions of online networking.

El Museo de Palestina ha comenzado un proyecto para digitalizar 145.000 piezas y documentos durante los próximos 3 años. La situación de conflicto continuo de Palestina ha tenido como consecuencia la destrucción de gran parte de su patrimonio y este ambicioso trabajo, financiado por la fundación británica Arcadia Fund, pretende prevenir más pérdidas.

El potencial de mezclar la anotación de historias con la cartografía es inmenso en las plataformas digitales: Annotations in maps – story-telling in an interesting avatar.

La conquista de los museos

Un grupo de artistas (MoMAR) ha conquistado el MoMA de Nueva York. Como ocurre con las conquistas verdaderas, el MoMA no estaba sobre aviso y no parece habérselo tomado bien del todo. La revolución ha sido posible gracias a la realidad aumentada, que ha permitido que los visitantes vieran en sus dispositivos obras diferentes a las que estaban expuestas físicamente en el museo.

“Hello, we’re from the internet” ha mostrado las obras de ocho artistas durante un mes (2 marzo-3 mayo). La intención va mucho más allá del juego:

Al construir sobre el trabajo de otros artistas que han invadido los espacios del arte contemporáneo, queremos democratizar los espacios físicos de exposición, los museos y el trabajo de comisariado que hay tras ellos.

La cita

El grupo Lingwars ha organizado un nuevo taller en Madrid con el título Más allá de la Estilometría: ¿más acá del Aprendizaje Automático? Caminatas Digitales desde las Humanidades. El invitado es José Calvo Tello, que hablará sobre estilometría y aprendizaje automático aplicado al campo de las humanidades el próximo 5 de junio en Medialab Prado.

No estoy leyendo

Ni Facebook ni Twitter. He cerrado ambas cuentas. Lo siento solo porque hay gente a la que parecía que únicamente me unía el fino vínculo de estas redes. Espero que solo lo pareciera. Cada vez estoy más convencido de que estas plataformas no son buenas, al menos para mí. Me resultan muy intrusivas y demasiado eficaces en su labor de imponer su ritmo al mío. Quiero responder más despacio, leer más despacio, hablar más despacio, y ellas me estorban.

Cuento esto porque es la motivación más personal. De lo turbia que es esa industria y de lo poco claros que están sus intereses y dinámicas ya empieza a hablar la prensa.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.