Humanidades + Digitales: Los sonidos del mundo

Mapa de sonidos de aporee.org
Mapa de sonidos de aporee.org

Tuve la suerte de nacer con unos ojos que no me han fallado nunca y que me han servido para poder ver casi siempre más allá -en el sentido literal- de a donde llegaban las retinas de quienes me acompañaban. Parecía que no había letra lo suficientemente pequeña ni lejana para que no fuera identificada por mis globos oculares, insaciables en la búsqueda de detalles. Quizás se deba a ella mi obsesión con los sonidos. Más difíciles e inaccesibles para mí, su falta me ha hecho curiosearlos. Siempre he estado más cómodo rodeado de sones que de imágenes. Mi memoria es más hospitalaria con los ritmos que con los colores.

Los sonidos son los grandes maltratados de nuestra cultura. No los de la música, sino los otros, los vulgares, esos que nos conviven estemos despiertos o dormidos, que incluso incorporamos en nuestros sueños desde los ruidos de la noche, que vibran constantemente contra nuestros cuerpos mientras los obviamos.

Me impresiona la precisión de Carmen Pardo en su En el silencio de la cultura cuando nos recuerda que quienes no las hemos vivido en primera persona tenemos una memoria gráfica de las guerras, pero quienes sí las han sufrido en sus carnes la tienen olfativa y acústica, sentidos poderosos en un tiempo oscuro de bombas y podredumbre.

Me ilumina asomarme ahora a los mapas de Radio Aporee, donde se llevan recopilando sonidos de todo el planeta desde el año 2006. Gracias a ellos, puedo escuchar el tráfico y a los transeúntes frente a una biblioteca de Alburquerque en los EEUU; a las personas que van a la iglesia en Badore (Lagos) mientras suenan de fondo los pájaros y las ranas; o a los niños jugando en Krasnoyarsk (Rusia) en un día con fuerte viento. Es un proyecto digital colaborativo y ambicioso que abre ventanas a las resonancias de muchos rincones del mundo.

También he leído

Esta semana se ha intensificado la lucha de etiquetas políticas por las elecciones en los EEUU. El NYTimes advertía que la derecha ha anunciado con alarmismo el peligro de la llegada del socialismo al mismo tiempo que Donald Trump reivindicaba su derecho -y el de todos- a declararse nacionalista. Pondría aquí el vídeo de Trump insistiendo en que es un nationalist, pero no lo hago por respeto a quien pudiera leer esto mientras come. Se trata, en todo caso, de dos juegos semánticos opuestos: por un lado, se resucita el marco tradicional negativo que tiene el comunismo en los EEUU; por otro, se niega que haya un marco histórico detrás de la palabra nationalist, como si fuera sinónima de patriota, obviando tantos años en boca de supremacistas y miembros del Ku Klux Klan. Seguimos jugando con fuego, también en el ámbito de las palabras. Por cierto que Miguel Urbán ha explicado la relación entre la extrema derecha y la crisis en El Diario.es.

El País se ha hecho eco del informe Igualdad de Género y juventud: oportunidades y riesgos de la digitalización, elaborado por el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE). En él se vuelve a ver que Internet es un terreno propicio para replicar algunas de las peores conductas de falta de respeto y acoso.

El Observatorio contra la islamofobia ha traducido un artículo de Samanth Subramanian en The Guardian sobre Miqdaad Versi, quien lleva tres años mandando notas a los medios de comunican para que corrijan informaciones sesgadas sobre miembros de la comunidad musulmana.

Por último, escuchar a Margaret Atwood es siempre un placer por la agudeza y rapidez de sus respuestas. Vuelve a serlo en la siguiente entrevista del programa Conversations from Penn State.

 

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

2 comentarios

    1. No lo conocía. Qué curioso que empezara el mismo año que Aporee. Aunque de Escoitar ya no puedo escuchar las grabaciones, me da la impresión, por lo que he leído, que tenía mayor carga artística en la concepción del proyecto. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: