Humanidades + Digitales: La libertad de prensa y los refugiados

Dibujo de Azza Abo Rebieh en su prisión en Damasco

Este 16 de agosto más de doscientos periódicos estadounidenses han publicado editoriales defendiendo el valor de la prensa frente a los ataques furibundos que sufren del gobierno. Las afirmaciones del presidente, acusándoles de mentirosos y traidores, han llegado a provocar ya los primeros ataques de la gente contra los periodistas de los medios señalados. Cada periódico ha escrito su propio editorial y resulta un ejercicio interesante leerlos (están recopilados por el NYTimes en el enlace de arriba). El propio NYT reivindica en el suyo la importancia de la prensa libre para la salud de la democracia; otros son más específicos. Forward, por ejemplo, un periódico judío, resalta el papel que tiene la prensa para que las voces de las minorías tengan espacio en el debate público.Mientras tanto, algunos medios en España se hacen eco de las barbaridades que afirman los políticos sin el menor atisbo de crítica. Nos hablan de crisis de refugiados, de avalanchas de inmigración y de los millones de personas que -según el líder del PP- están llegando a nuestras costas. Lo hacen sin preguntarle a ACNUR cuánto hay de cierto en ello y sin preocuparse por mirar los datos. En el 2015 llegaron un millón de refugiados a Europa. En el 2018, van 62.000. Hay que defender la prensa, pero no toda es tan responsable como debería.

Otras cosas en la red

Uno de los mayores problemas en las sociedades industrializadas es la obesidad. Parece que nos han convencido de que es culpa nuestra (trabajos sedentarios, no hacer ejercicio, comer demasiado) para ocultar la única realidad contrastable con datos: la industria alimentaria nos atiborra de azúcar para jugar con nuestro apetito.

Los problemas de dividir la educación entre pública, privada y concertada se sufren en muchas partes del planeta. En el caso de California, la educación concertada y la llamada “libre elección” han empeorado la discriminación y la segregación raciales.

Estaba claro que hackear los sistemas electrónicos de votación era cosa de niños, pero todavía no habíamos visto a verdaderos niños hacerlo. Ahora ya sí.

Algunas plataformas digitales están censurando los mensajes de InfoWars, medio de extrema derecha. ¿Como cuánto deberíamos alegrarnos del poder de silenciar que tienen estas multinacionales?

Hay errores del pasado que no solo se repiten, sino que apenas mueven a la reflexión. El maltrato a la comunidad gitana en España es un buen ejemplo.

La ilustración que encabeza este texto es de Azza Abo Rebieh, una artista que decidió retratar su experiencia en la cárcel Adra de Damasco.

El chiste

¿Qué queremos? El fin de los errores de los autocorrectores. ¿Y cuándo lo queremos? Ahoga.

Lecturas con tiempo

Cada vez somos más quienes pensamos que los cambios sociales serán para todas/os o para nadie y que no hay que sacrificar nunca la lucha común por lo particular. La idea choca con la mayoría de las propuestas desde las políticas identitarias, que critican a quienes, como Judith Butler, marcan claramente que lo importante es lo universal. El libro Mistaken Identity de Asad Haider, ensayista estadounidense hijo de paquistaníes, lo explica con admirable claridad partiendo de la identidad de raza y, más concretamente, de la lucha del movimiento negro en los EEUU. Un texto de poco más de 100 páginas muy recomendable.

No había leído aún la trilogía de Rachel Cusk a pesar del ruido que ha provocado. Ha demostrado ser una de esas obras que no se pueden abandonar una vez que las has empezado. Su peculiar estructura en conversaciones hace que se lea muy bien aunque toque una gran variedad de temas y tenga tan poco desarrollo narrativo. Los libros son Outline, Transit y Kudos (en español editados como A contraluz, Tránsito y Prestigio).

En éxtasis es otro texto pendiente con el que he podido cumplir estos días. El gran Joan M. Oleaque consigue sumergirnos en el ambiente del bakalao, movimiento que fue más allá de lo musical a finales del siglo pasado y que este autor nos presenta como fenómeno contracultural. Un disfrute para cualquiera con un interés en la electrónica, en la cultura y en la evolución de movimientos sociales que empiezan con una razón de ser y acaban mutando en formas inesperadas. (El libro se publicó en catalán en 2004 y ahora se ha editado actualizado y en castellano con prólogo de Kiko Amat).

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.