Las palabras perdidas, Facebook y la democracia, Team Human con Stacco Troncoso sobre el 15M, la Actipedia, y Virginia Eubanks y la automatización de la desigualdad

El libro: resucitando las palabras perdidas

The Lost Words by Robert Macfarlane and Jackie Morris
“The Otters” en The Lost Words (Robert Macfarlane & Jackie Morris)

Hacía tiempo que no recibía un libro tan bonito como el que me ha llegado esta semana, tanto en su concepción como en el resultado. La idea proviene de la constatación de que las nuevas generaciones están viendo reducida su herencia cultural en algunos temas que han pasado a importarnos menos de lo que deberían. Quedo claro y de forma polémica en el 2007, cuando el Oxford Junior Dictionary incorporó neologismos como “broadband” o “celebrity“, pero ¿qué palabras se sacrificaban para hacerles hueco a las nuevas?

Julie Henry fue la primera persona en advertir (en Daily Telegraph) que habían desaparecido términos culturales relacionados con la Historia y el Cristianismo:  “aisle”, “bishop”, “chapel”, “empire” y “monarch” eran ausencias llamativas. A Andrew Brown (en The Guardian), le llamó la atención el borrado de términos relativos a la naturaleza: “gerbils”, “goldfish”, “guinea pigs”, “hamsters”, “herons”, “larks” y “leopards” aparentemente ya no necesitaban ser parte del vocabulario básico de los estudiantes. El desconcierto llegó a provocar una carta dirigida al OJD coordinada por la científica  Laurence Rose y firmada por autores como Margaret Atwood, Robert Macfarlane y Jackie Morris.

Estos dos últimos, escritor e ilustradora, se pusieron manos a la obra para construir un verdadero conjuro: han querido recuperar los nombres de animales y plantas con un maravilloso libro en el que cada una tiene su rima y su ilustración. No queremos que las lenguas certifiquen definitivamente nuestro abandono irresponsable del mundo natural. El libro The Lost Words es un tesoro del inglés para los niños y un recordatorio precioso para los mayores.

El debate: ¿Son las redes sociales buenas para la democracia?

La gente de Facebook se ha atrevido a tratar este tema en su serie de Hard Questions: Social Media and Democracy. El debate lleva tiempo siendo intenso y polémico, lo que quizás les haya animado a proponer un espacio más de discusión (así garantizan que se incluye también su perspectiva).

Ofrecen cinco ensayos diferentes, uno con la voz “oficial” de la compañía y otros bastante alejados de esta. Por ejemplo, Toomas Hendrik Ilves (Distinguished Visiting Fellow en la Hoover Institution) toca varios puntos críticos, como son la difusión de las fake news, el empleo de doxing durante las campañas electorales para desacreditar algún candidato, el uso de bots, big data, etc. Ilves cree que los dos pilares del sistema democrático, la elección del gobernante y la libertad de expresión, cada vez son más incompatibles entre sí, especialmente en las redes sociales.

La música: Julien Baker y el optimismo con matices

Unos de esos alineamientos planetarios que a veces ocurren con el arte. La canción de Kiwanuka que te recomendaba hace quince días terminaba con unos versos de un extraño optimismo: el que reconoce que las cosas pueden ir a mejor, pero que no sería raro que no. Una de las canciones que más he escuchado estos días utiliza una idea muy parecida, con inicios llenos de posibilidades, pero también de fracasos. Julien Baker canta en Appointments (del disco Turn out the lights):

Nothing turns out like I pictured it
Maybe the emptiness is just a lesson in canvases
[…]
Maybe it’s all gonna turn out all right
And I know that it’s not, but I have to believe that it is

Kiwanuka canta en Cold Little Heart:

Maybe this time I can be strong
But since I know who I am
I’m probably wrong
Maybe this time I can go far
But thinking about where I’ve been
Ain’t helping me start

El podcast: Team Human entrevista a Stacco Troncoso sobre el Commons y el 15M

El podcast de Douglas Rushkoff Team Human parte  de una idea fundamental y que comparto: esta sociedad en la que vivimos, gobernada por tecnología autónomas, mercados independientes y medios de comunicación militarizados, solo puede resolverse aumentando la cantidad y la calidad de un ingrediente mágico, la humanidad. Como dicen ellos mismos, la manera más fácil de entender este cambio es comprender que ser humano es un deporte de equipo; no podemos ser completamente humanos en soledad.

Su podcast es un espacio donde se entrevista a gente diversa en muchos aspectos, pero siempre compartiendo ese sentido de lo colectivo. Hace unas semanas le tocó el turno al madrileño Stacco Troncoso, de la P2P Foundation y la Guerrilla Translation. Un diálogo muy interesante sobre el Commons y cómo se consiguen resultados maravillosos cuando se empodera a las comunidades.

La wiki: Actipedia, creatividad y activismo

The Center for Artistic Activism (no sé qué siento más, admiración o envidia) tienen muchos proyectos con los que resaltan el valor de la creatividad para el activismo. Uno especialmente importante -también para quienes no estamos en NY- es la Actipedia, una base de datos abierta, construida por los usuarios a modo de wiki, sobre el activismo creativo. Un espacio donde compartir experiencias y proyectos que puede navegarse a través de las temáticas (publicidad, derechos de los animales, libertades civiles, etc.), las regiones o de los medios utilizados (protestas, digital, instalaciones, etc.).

Vangardist HIV+ Magazine
Vangardist HIV+ Magazine

Explorando la Actipedia me ha llamado poderosamente la atención una campaña del 2015 de la revista alemana Vangardist.  Se les ocurrió un atrevimiento muy potente para llamar la atención sobre el hecho de que alrededor de 1,5 millones de personas siguen muriendo cada año por el VIH a pesar de que nuestras sociedades han decidido no volver a cederles las portadas de nuestros periódicos. Imprimieron 3000 copias de la revista utilizando una mezcla de tinta con sangre de portadores del virus. Eso es lo que estás viendo en la imagen de arriba. Querían provocar que sus lectores se vieran obligados a hacerse preguntas. La primera, advertía el editor, sería probablemente si debían tocar la revista o no, lo que ya da claves sobre lo mal digerida que tenemos aún la presencia de este virus entre nosotros.

La lectura: Virginia Eubanks y la automatización de la desigualdad

Virginia Eubanks es profesora de Ciencias políticas en la University at Albany. Acaba de publicar un libro titulado Automating Inequality: How High-Tech Tools Profile, Police, and Punish the Poor sobre una de las grandes intersecciones entre la tecnología y la sociedad. Los medios de seguridad actuales se basan en el procesamiento automático de datos obtenidos a través de diferentes métodos de vigilancia. Las autoridades no estarían de acuerdo conmigo probablemente en su clasificación como vigilancia. Sin embargo, son datos sobre nuestras personas y nuestras costumbres que no solo se registran, sino que se computan para extraer patrones y determinar a qué tipo de ciudadano pertenecemos. Aparecer en un patrón puede significar repercusiones graves en nuestras vidas. Este libro lo demuestra con ejemplos: desde acusaciones legales hasta recortes en las pensiones. El título (Automatizando la desigualdad) viene del hecho de que los sistemas más invasivos y punitivos que se están diseñando tienen como objetivo (¡oh, sorpresa!) las capas más pobres de la sociedad.

Mientras consigues el libro, puedes ver debajo la entrevista que le hicieron a la autora en Data&Society.

 

Databite No. 106: Automating Inequality | Virginia Eubanks, Alondra Nelson, Julia Angwin

El gif: Una jueza en una imagen

La juez Aquilina en acción
La jueza Aquilina en acción

La jueza Aquilina nos está dejando bastantes frases e imágenes para la posteridad en los últimos días. Su personalísimo estilo, reconocible por todos los que vimos series de abogados en los 80, y la contundencia con la que está tratando a  Larry Nassar quedan perfectamente sintetizados en este gif. La carta que está despreciando estaba escrita por el entrenador y en ella este intentaba defenderse de la acusación de abuso de las gimnastas que tenía a su cargo. El pasado miércoles la jueza fue bastante clara en su sentencia. No solo le dijo directamente “I just signed your death warrant”, sino que también le deseó “I hope you are shaken to your core. Your victims are clearly shaken to their core”. ¿Mano dura contra el abusador?

La analogía: Las lenguas son como los bosques…

Marisa Brook, de la University of Victoria, ha escrito un hilo de Twitter desarrollando una bonita analogía entre las lenguas y los bosques. Estos últimos, a diferencia de los jardines, son caóticos, irregulares, anárquicos… difíciles de navegar. Pero también tienen rasgos positivos en la comparación: se cuidan solos y evolucionan sin preocuparse por el qué pensarán quienes los vean. Con las lenguas, como con las plantas, caemos en la tentación de crear y defender jardines (estándares) contra el cambio. Puede ser útil, pero la naturaleza no los necesita.

En breve:


Si no estás suscrito a Inicios, puedes hacerlo en Inicios.es.

 

Deja un comentario