Los premios del Prix Ars Electronica 2019

Ars Electronica en Linz es siempre un evento interesante al que mirar para ver la vanguardia del arte y la comunicación con las últimas tecnologías. Los proyectos presentados, este año 3256 desde 82 países, juegan con los límites tanto por sus ideas como por su implementación técnica. Puedes ver todos los premiados de este año en la web del festival. Yo destaco aquí tres muy diferentes y que me han parecido especialmente interesantes.

Presentación de VR en Prix Ars Electronica
Presentación de Manic VR en Prix Ars Electronica

Manic VR
Kalina Bertin, Sandra Rodriguez, Nicolas S. Roy, Fred Casia

Debo empezar por este proyecto, que creo que aprovecha magistralmente la realidad virtual en un sentido que, aunque para otras temáticas, hemos debatido en Wor(l)ds Lab: la de ponernos en el lugar del otro para comprenderlo mejor. En este caso, nos sumergen en la visión de personas con trastornos de bipolaridad. Kalina Bertin, una de las autoras, lo conoce de cerca por sus hermanos Felicia y François. Estos utilizaban su buzón de voz como diario, registrando en él sus experiencias cotidianas. Esas descripciones han configurado este mundo virtual en el que aparecen sus propias voces.

Tráiler de Manic VR

Muted Situation #22: Muted Tchaikovsky’s 5th
Samson Young

¿Hasta dónde se puede llegar para descubrir nuevos aspectos de una obra de arte? Samson Young lleva esta pregunta al extremo proponiendo la interpretación de piezas musicales de la manera más silenciosa posible. Observar a la orquesta tocando la 5ª sinfonía de Tchaikovsky sin las notas musicales permite revelar otros sonidos.

Muestra del Tchaikovsky silencioso

Labor
Paul Vanouse

Igualmente impactante es el premio dentro de la categoría “Artificial Intelligence & Life Art”. Vanouse consigue denunciar la explotación laboral combinando tecnología y biología. La instalación se compone de campanas donde se cultivan las bacterias responsables del olor del sudor humano: Staphylococcus epidermidis, Corynebacterium xerosis y Propionibacterium avidum. Las bacterias son alimentadas automáticamente con azúcar y grasas gracias a biosensores, inundando el espacio de los olores que relacionamos con el estrés, el miedo y el esfuerzo.

Vídeo de la instalación de Labor de Paul Vanouse
Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mi trabajo en Info / You can find information about me in this page. Actualizaciones / Keep updated: RSS- Email subscription

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.