Me sonrojaría si pudiera, Siri

Este artículo de Rebecca Heilweil es tan interesante por lo que dice como por lo que reconoce ignorar: La derecha medra en Facebook. Saber si domina es más complicado (Right-wing media thrives on Facebook. Whether it rules is more complicated). Conclusión para quienes investigamos la comunicación online: necesitamos avanzar aún mucho en los análisis de las redes sociales y hacerlo con más (y mejores) datos. Sacamos resultados de lo que observamos, pero ¿cómo estudiar un iceberg oteando solo su punta?

Mientras tanto, lo digital continúa cambiando nuestras costumbres. La última demostración tiene un resonancia anacrónica. El 2020 es el año de la venganza de los vinilos: por primera vez en 50 años, se están vendiendo más vinilos que Compact Discs. Estos grandes olvidados del gramófono suponen un 62% de los productos musicales físicos que se han comprado este año en los EEUU. Supone una pequeña victoria romántica, pero el titular podría reformularse como “Spotify remata definitivamente a los CD”.

Obra de E1000ink
Obra de E1000ink

Estos días he leído tres cosas sugerentes con trasfondo feminista y muy diferentes entre sí.

1. La UNESCO ha publicado Me sonrojaría si pudiera (I’d Blush if I Could), un trabajo con estrategias para reducir la diferencia de género en el mundo digital a través de la educación. Hay datos que deberíamos hacernos mirar. Por ejemplo, la “paradoja de la igualdad de género” que consiste en que es en los lugares donde hay menor discriminación machista en los que menos mujeres estudian informática o disciplinas afines. Un caso evidente es Europa.
El título viene de la respuesta que daba originalmente Siri, el (la) asistente de voz de Apple, cuando alguien le decía “Ey Siri, eres una puta” (Hey Siri, you’re a bitch). Ha mejorado un poco desde el 2019 y ahora contesta “No sé cómo responder a eso”, pero la mezcla de máquina y mujer sigue haciendo llamativo el sometimiento que refleja. Dos ejemplos de cómo esta extraña costumbre de ponerle voz femenina a las “sirvientas” digitales no es solo una cuestión de tonalidad.

2. Obviamente el machismo tiene lados aún más oscuros en el ámbito digital. Misoginia violenta, asesinato en masa y suicidio: es tiempo de salvar a los incels de sí mismos (Violent misogyny, mass murder and suicide: it’s time to save incels from themselves) es un popular texto que aborda el fenómeno incel (“célibes involuntarios”) desde sus dos caras. Son un peligro para el resto de la sociedad por sus ataques amargos y violentos, pero también para sí mismos por tratarse de una comunidad marcada por la depresión y el aislamiento. Esta propuesta advierte de que Internet ha favorecido la propagación del movimiento y también de que quizás sea ahí donde haya que buscar las soluciones.

3. El fin del genio y la obra maestra es un texto de Jorge Carrión que propone una idea muy interesante: ¿tienen sentido los conceptos clásicos de genio y obra maestra en el mundo contemporáneo? Carrión argumenta que la figura del genio se correspondía con una concepción muy particular de la vida y de las relaciones humanas. Eran hombres dedicados casi en exclusividad a realizar una obra sofisticada y personal. Por un lado, ¿es esperable seguir ese modelo en una sociedad menos patriarcal y con mayor reparto de responsabilidades domésticas y familiares? Por otro, ¿lo es en un mundo creativo que favorece la cantidad sobre la profundidad y lo colectivo sobre lo individual?

Aprovecho para avisar de que Jorge Carrión acaba de sacar un libro que tiene buena pinta: Lo viral (Galaxia Gutenberg, 2020).

Obra de E1000ink
Obra de E1000ink

Y termino con un descubrimiento que me ha hecho Lola Pons con su publicación Mi tesoro y una web. Se trata de la página de Tesauros del Patrimonio cultural, un auténtico almacén de joyas lingüísticas. Impresionante la cantidad de léxico que se recoge ahí de bienes culturales, cerámicas, técnicas, numismática…

Obra de E1000ink
Obra de E1000ink. Foto del también grandérrimo Guillermo de la Madrid.

[Las obras que ilustran esta entrada se las he tomado prestadas a E1000ink, quien lleva ya muchos años haciéndonos jugar con el paisaje urbano de forma sutil y sorprendente. Si paseas por el centro de Madrid, busca alguno de sus “1000” en las rejas, que hay muchos…]

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: