Manual para desmentir la información falsa

Creo que no hace falta convencer a nadie de la lacra que sufre nuestra sociedad por la difusión de informaciones falsas o fake news. Redes sociales como Twitter y Whatsapp han facilitado que las mentiras intencionadas corran como la pólvora por nuestros dispositivos electrónicos. Por eso es importante que nos eduquemos en cómo reaccionar y combatirlas, y ahora disponemos de una herramienta sencilla para lograrlo: El manual para desmentir la información falsa (pdf).

Portada del Manual para desmentir la información falsa
Portada del Manual para desmentir la información falsa

Ya comenté este proyecto aquí hace unos meses. Lo han llevado a cabo desde el Center For Climate Change Communication de la George Mason University. Llamaba yo la atención entonces sobre el método colaborativo con el que lo habían escrito, logrando el consenso de muchxs expertxs en la materia. También resumía sus cuatro puntos principales:

  • La información falsa es dañina. Por este motivo, hay que prevenir que se difunda y, en caso de que ya haya ocurrido, desacreditarla.
  • ¡La información falsa es pegajosa! Los datos pueden desacreditarla, pero es común que el efecto perdure aún así en las mentes de quienes la han recibido. Por ello, las estrategias para contrarrestarla deben ser muy eficaces.
  • Prevén que la información falsa se difunda si puedes. Como es pegajosa, lo mejor es enseñarle a la gente qué estrategias hay detrás y por qué son negativas. De esta forma, serán más conscientes de la existencia de una desinformación intencionada y estarán protegidxs contra ella.
  • Desacredita a menudo y bien. Si la información falsa ya se ha difundido, hay que desacreditarla de forma detallada con datos reales.

Terminaba aquella entrada con un pequeño lamento y un reto. El manual estaba ya disponible en nueve lenguas, pero no había traducción al español. Me preguntaba entonces si alguien se animaría a ponerse manos a la obra… Claudia Edith Álvarez Domínguez, Irene Méndez Sánchez, Laura Ramos Aranda y Sandra Mora López recogieron el guante y gracias a ellas podemos descargarnos hoy este trabajo en nuestra lengua. Doy fe de que ha sido una labor colaborativa que ha exigido también de bastante debate y consenso, empezando por el hecho de que los términos ingleses “disinformation” y “misinformation” no tienen una distinción directa equivalente. Han hecho un gran trabajo y ahora solo queda que se difunda y utilice, que buena falta nos hace.

Manuel Alcántara-Plá
Más información sobre mí en Info / You can find information about me in this page.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.