Mientras hagan las revoluciones así…