Cómo hacer un trabajo universitario 1: Automotivación

El factor determinante para conseguir las metas que te han traído hasta la facultad eres tú mismo. Tu estancia en la facultad será todo lo productiva que tú decidas. No se trata sólo de desear logros académicos, sino de automotivarte cada día para conseguirlos. Es necesario por tanto que te prepares mentalmente y trates de generar en ti una fuente de energía suficiente para llegar hasta el final con éxito. Mantente activa/o, selecciona bien entre todas las posibilidades que encuentres, trabaja de manera concentrada y sé constante. Recuerda además que:

  1. Según sea el valor que le des a una asignatura, tema o actividad, te será más o menos fácil y satisfactorio llevarla a cabo con éxito. No seas tú tu propia fuente de desmotivación.
  2. La opinión que tú tengas de ti mismo – tus autopercepciones y creencias sobre ti – determinan tu propia capacidad y competencia. Trata de trabajar tus debilidades para superarlas.
  3. Busca relaciones en la facultad que te motiven a la excelencia y huye de la mediocridad en todas sus formas.

Algunos consejos para lograrlo son:

  • Toma las riendas de tu vida académica, no esperes que toda tu formación te caiga del cielo docente.
  • Las titulaciones son a veces muy imprecisas en sus perfiles profesionales. Entre todas ellas, trata de descubrir tu propósito profesional, tu vocación.
  • La excelencia y la pasión van siempre de la mano. Entre todo, elige aquello que te apasione y potencie tu talento.
  • Cultiva tu inteligencia (¡también la emocional!).
  • Invierte en un perfil específico. La mayoría de lo que cursas es común a tus compañeros. No olvides por lo tanto formarte además en algo específico, que ayude a diferenciarte en el futuro.
  • Involúcrate: Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz 2006, dice que no estamos hechos para existir, sino para contribuir. No pierdas la oportunidad de involucrarte tanto en la vida de la facultad – asociaciones, cargos de representación, elecciones, etc. – como de voluntario en proyectos sociales, de cooperación u otros. Trabajar por el bien común supone una muy buena fuente de energía personal.

Volver arriba o al índice principal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.