¿Cuándo?

Demasiado tarde por una milésima de segundo. ¿Una milésima? O tres segundos. O un minuto, una hora, un mes de estos. O una vida. ¿Una vida? O dos o tres. O siempre era demasiado tarde. Quieto, por si acaso.